El juego de la rayuela

distintos nombres dependiendo del lugar en el que se juegue: tejo, calderón, pita, tranco, guiso, charranca… Nuestro favorito es “infernáculo”, nombre que recibe el juego de la rayuela en Cuenca.

Hablamos de uno de los juegos más populares del mundo. Bien sobre una parcela de tierra o en los adoquines de nuestro barrio podemos dibujar el diagrama de la rayuela. Se trata de un juego muy divertido que exige habilidad, puntería y equilibrio.

Es un juego tan clásico que ya los griegos jugaban a la rayuela, después continuaron los romanos. Desde entonces el juego ha ido divulgándose por todo el mundo, surgiendo a la vez muchas variantes y adaptaciones regionales.

Una de las razones de su éxito podría ser el significado que se le ha dado a este juego durante siglos. Al parecer el trazado de la rayuela representa la aventura que todos recorremos a lo largo de nuestra vida, de ahí que la casilla final se llame “Cielo”.

Pueden jugar todos los jugadores que se quiera. Cada jugador debe tener un tejo (un trozo de madera, una piedra lisa, una caja de cerillas…). Después debes dibujar un diagrama o recorrido sobre el pavimento o la tierra. Existen distintos tipos de recorrido. Después tienes que numerar los diferentes casilleros. Una vez tengas todo esto listo, ¡comienza el juego!:

El primer jugador debe lanzar su tejo y depositarlo sobre el casillero 1.

Después, debe avanzar saltando a la pata coja de casillero en casillero hasta el final del recorrido, donde puede descansar.

Ahora debe realizar el recorrido inverso también a la pata coja y recoger su tejo (en el casillero 1) cuando este sobre el casillero 2 y salir del diagrama.

Si lo hace correctamente vuelve a tirar su tejo ahora sobre el casillero 2 y repite la operación anterior.

Si en algún momento no se deposita el tejo sobre el casillero correspondiente o se realiza alguna falta en los saltos a la pata coja, el jugador pierde su turno y deberá esperar para reiniciar su partida en el mismo punto en el que la dejó.

Gana el primer jugador que logre completar el recorrido entero.

¿Qué os parece la rayuela? ¿Os trae recuerdos de la infancia? ¿Habéis explicado este juego a vuestros peques alguna vez?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*