¡Estoy aquí!

Empiezan las clases y dentro de nada vuestras hijas e hijos tendrán que empezar a aprender listas, que a ellos les parecerán interminables, de países, capitales, ríos, lagos, montañas, islas y cabos.

Samuel Sierra (CC)

Si se aprenden estos nombres como loros no tardarán en volver a olvidarlos, y es una pena, porque conocer el mundo, sus lugares y medidas expande las mentecillas hasta hacerlas inmensas, consiguiendo que nos miremos menos al ombligo y veamos más lejos convirtiéndonos en ciudadanos del mundo.

Foto de I ehtan (CC)

Por eso en el País de Siempre Jugar queremos convertir los mapas en juego y conseguir así que, pequeñas y pequeños, descubran que aprender a usar los mapas puede ser muy divertido. Ayudándonos a la orientación espacial (evitando que los pequeños se desorienten y pierdan fácilmente), haciendo que disfrutemos más los viajes, abriéndonos “un mundo” de conocimientos y volviéndonos más tolerantes.

¿Cómo jugar con los mapas?

Con los niños más pequeños los mapas sirven para identificar colores (de los distintos países), y más adelante aprender a descubrir ríos, mares, lagos y montañas.

Foto de darviel (CC)

Coloca un mapa en su habitación y con chinchetas de distintos colores jugar a poner los lugares en los que habéis estado de viaje (se puede poner sujeta con la chincheta una foto del viaje) y otros colores para los lugares donde queréis ir (con una imagen de alguna revista). Señala también donde vivís vosotros con una foto del niño o la niña, y también donde viven vuestros familiares con sus fotos respectivas (los abuelos, los tíos, los amigos que se hayan tenido que ir a vivir lejos…). Poco a poco os ira quedando un mapa súper chulo.

Cuando vayáis a hacer un viaje repasa el trayecto con tus hijos. Mirar por donde vais a pasar y así, luego podrán reconocer esos lugares en el trayecto y el viaje se convertirá en un juego de buscar y encontrar.

Foto de FCV (CC)

Con la ayuda de un mapamundi, y varias niñas y niños, hacer competiciones de quién encuentra antes lugares en el mapa. En una hoja de papel que cada niño se dibuje un pasaporte, quien vaya encontrando antes cada lugar lo pone en su pasaporte con un sello, quien más sellos tenga al final del juego gana el premio al mejor explorador.

Dibuja un mapa de tu casa y escóndele notas a tus hijos. Con la ayuda del mapa y las pistas de las notas deberán encontrar el tesoro escondido (que puede ser una bolsa de canicas bien brillantes o monedas de chocolate). Para que aprendan orientación y a aplicar medidas, en las notas usa los conceptos como derecha-izquierda, un metro adelante, seis pasos hacia el norte, etc. Ayuda a tus hijos a encontrar cómo está orientada la casa viendo por donde sale el sol, así encontrarás el este, y por donde se oculta, que será el oeste. Si pones la mano derecha hacia donde sale el sol y la izquierda donde se pone, tu nariz mirará al norte y tu culo al sur.

Globos terráqueos. Foto de Marcosesperon (CC)

En algún cumple regala a tus hijos un globo terráqueo. Descubrirás que es algo que llama la atención a cualquier niño. Hay de muchos tipos como este o este. Así descubrirán que el mundo es redondo como una pelota porque es un lugar para jugar.

Además, con la ayuda de los mapas podrás encontrar el País de Siempre Jugar. Es fácil, juega y ya verás como lo encuentras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*