¿Jugar por libre o con nosotros?

 

Es tan importante

que las niñas

y los niños

jueguen con

nosotros

como dejarles

jugar libremente.

 

 

Es bueno que compartamos momentos de juego con los niños, pero es fundamental que les dejemos jugar sin la intervención de los adultos.

Nuestras jugonas y jugones necesitan su propio tiempo. La libertad que les proporciona el juego es necesaria para madurar. Y esto se logra siendo autónomos y dueños de la situación mientras juegan.

El juego libre y compartido con otros niños les permite resolver situaciones, les obliga a negociar, a compartir, a resolver conflictos, a imaginar, a buscar alternativas…

El juego libre no dirigido por adultos es imprescindible para que los niños y las niñas
evolucionen por sí mismos.

Pero tampoco estamos obligados a entretener continuamente a nuestras hijas e hijos. El aburrimiento es una gran fuente de inspiración y les obliga a ejercitar su creatividad e imaginación.

Pero si nuestra opción es jugar con ellos, estupendo, echémosle un poco de imaginación, pongámonos a su altura y disfrutemos todos juntos.

Si quieres saber más puedes consultar en el “manual para que papás y mamás aprendamos a jugar”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*