Los abuelos más famosos del mundo

¿ Los abuelos más famosos del mundo ? ¡Los míos!, diréis sin pensarlo. Y si no lo son, seguro que lo merecen. Por cuidaros, entreteneros y daros mimos cuando más los necesitáis. Por daros más paga que nadie. Por acogeros los veranos en casa y haceros pasar las mejores vacaciones posibles. Por estar ahí, todos los días del año.

Los abuelos son fantásticos referentes para la educación de los niños, incluso los que vemos año tras año en las series de dibujos animados. ¿Los recordáis a todos?

El abuelo de Heidi

Los abuelos más famosos del mundo

El viejo Tobías Hessen se ha ganado el primer puesto de nuestra lista por haber acompañado a los niños de varias generaciones. Es conocido en el pueblo de Dorfli como el “Viejo de los Alpes” y atesora gran fama de hombre gruñón y solitario. Adora a su nieta y los niños que ven la serie terminan por adorarle también a él.

La abuela de Caperucita

 

Desconocemos su nombre, solo sabemos de ella que está malita y es muy independiente, porque vive sola en el bosque sin temer a cazadores ni a lobos. Regala a su nieta la capa con que se la conoce popularmente y que da nombre al cuento. Su final podría ser trágico si no fuera por la valentía de su nieta y intervención a tiempo de un cazador providencial.

La abuelita de Piolín

Emma Webster es una anciana bondadosa y dulce que no duda en dar buenos mamporros a todo aquel que quiera hacer daño a su mascota.  Los porrazos suele llevárselos Sylvestre, un gato tozudo que prefiere comerse a Piolín antes que una buena lata de comida para gatos.  La abuelita ha ido evolucionando a lo largo de la serie siendo caracterizada de enfermera, conductora de autobús, detective o incluso profesora en la Looniversidad ACME.

 Los abuelos de Calliou

 

Son ejemplo de abuelos entregados, pedagogos y extraordinarios inventores de juegos. La abuela adora estar en contacto con la naturaleza y enseña a Calliou todos los misterios que se esconden en el jardín. Su abuelo es un maestro en el arte de contar contar historias, jugar al escondite y vivir mil aventuras más.

El abuelo Pitufo

 

Regresó a la aldea tras un viaje de 500 años alrededor del mundo para encontrar el más puro de los cuatro elementos primarios, aquel que restaura la energía y da vida a la aldea. Casi nada. Su sabiduría y conocimiento del mundo son activos muy valiosos para los otros Pitufos, por no hablar de todos los artilugios que mantiene escondidos bajo su barba. Viste siempre sombrero y pantalones amarillos y un gran bastón con el que mantener erguida la espalda. A pesar de ser el doble de viejo que Papá Pitufo, aún conserva cierta agilidad y rapidez de movimientos.

El abuelo Simpson

Abraham Simpson, o Abe Simpson como le llaman cariñosamente en la serie, es el abuelo de Bart, Lisa y Maggie, padre de Hommer y suegro de Marge. Es el clásico abuelo cuenta-batallitas de larga duración, que cuida de sus nietos cuando sus padres no pueden y se escapa de la residencia a la menor ocasión. En la serie su figura es utilizada para reivindicar la valía de los ancianos en nuestra sociedad.

Mamá Coco

Socorro Rivera, más conocida como “Coco”, es un personaje de la película de Pixar que lleva su mismo nombre. Hija de Héctor e Imelda, vive toda su vida esperando el regreso de su padre. De niña cantaba con él a todas horas, y al desaparecer él, en casa se olvidaron de la música. Hasta que llegó su nieto Miguel y les enseñó a todos el valor de la memoria y el poder de las canciones para mantener vivas a las personas. Una delicia de película que merece la pena ver en familia.

El abuelo de Los Monster

Para los nacidos en los años 80, el programa de TVE1 “La bola de Cristal” traía cada sábado las historias de una familia de monstruos buenos que vivían en un barrio tradicional de California. Aunque eran claramente distintos, ellos se extrañaban de las reacciones de la gente al verlos. El abuelo, un vampiro callejero loco por contar batallitas, es el padre de Lily Monster, la madre de la familia, también es miembro del Sindicato de Científicos Locos y el único que ha vivido en Transilvania y a veces la añora. Pasa mucho tiempo en el sótano, donde tiene su laboratorio y realiza los más extraños experimentos. ¿A quién no le gustaría tener un abuelo así de misterioso?

El abuelo de UP

Carl Fredricksen es un claro ejemplo de que también se puede ser abuelo “postizo”, cuidando y velando del bienestar de los nietos “postizos”. La famosa película UP cuenta las aventuras de un viudo de edad avanzada y de un niño boy scout llamado Russell, que aparece en casa del hombre para vender galletas. Ambos terminan viajando a las Cataratas del Paraíso, en Venezuela, en el interior de la casa del anciano, ahora casa flotante suspendida con globos llenos de helio.

 

¿Qué os ha parecido el repaso a los abuelos más molones de la pequeña y gran pantalla? ¿Conocéis a algún abuelo famoso más? ¡Estamos deseando que nos lo presentéis!

Nosotros seguiremos agradeciendo a los abuelos su ayuda y su entrega y les haremos protagonistas absolutos de su día. ¿Sabéis que el próximo viernes 26 es el Día de los Abuelos? En nuestras #TiendasJuguettos lo celebraremos por todo lo alto. Mirad, mirad…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*