Perros para niños: Mascotas para niños en casa

Perros para niños. Mascotas para niños en casa

– “¡Mami, quiero un perro!” ¿Qué padre no ha escuchado esa frase alguna vez?

Queridos padres habitantes del reino, vivir con mascotas es algo maravilloso, pero tener un perro en casa es una decisión importante. Las mascotas implican mucho trabajo y cuidados. Hasta que se hacen adultos, debemos intentar que socialicen, prestarles mucha atención y darles todo el cariño del mundo porque, por muy peluches que parezcan, son seres vivos. Si quieres que tus enanos y su nuevo compi sean amigos para siempre, enséñales a cuidar de él.

Perros para niños

Consejos para tener un perro en casa

1. La hora de la comida: Todos los días a la misma hora, los niños deben llenar el buche de su mascotas. Si son muy pequeños, pueden ver como tú le das su ración diaria de energía. Continúa leyendo Perros para niños: Mascotas para niños en casa

¿Qué hay en El país de Siempre Jugar?

¡En El país de Siempre Jugar hay muchas cosas! Sueños, risas, juguetes, nubes de golosina y casas de mazapán. También tenemos una especialidad: los niños y la familia. Por eso, a lo largo de tu visita al país de Siempre Jugar, podrás encontrar mucha información sobre estos temas.

Aquí os ofrecemos ayuda sobre todo lo relacionado con nuestra especialidad: los niños, la familia, y todo lo que les rodea. Así que si tenéis dudas sobre qué regalarle al peque, o por qué no duerme, o qué hacer para que se lo pase pipa en una tarde lluviosa, nosotros os podemos ayudar. También tenemos consejos para las mamás embarazadas y para los papás primerizos, recetas para hacer la hora de la comida más divertida, las mejores páginas web para niños, sitios a los que llevar a los niños cuando nos vamos todos juntos de viaje y un montón de cosas más.

Porque nuestra mayor ambición en este país es hacer que todos los niños tengan siempre una sonrisa en la boca.

¡Bienvenidos a El país de Siempre Jugar!

Érase una vez…

Érase una vez un país en el que todos eran reyes y reinas, príncipes y princesas.

Érase una vez un país en el que las coronas eran de papel y las batallas de plastilina. Érase que se era, un país en el que los tratados se firmaban con una sonrisa y se rompían con pedorretas. Donde la carcajada era el sello de entrada y de salida. Los abrazos se repartían a diestro y siniestro, y la imaginación volaba por cada esquina y en cada rincón.

Cualquiera que haya soñado con nubes que se convierten en dragones, con barcos pirata disfrazados de litera o con castillos que crecen en la arena, sabe de qué país estamos hablando.

Bienvenidos al País de Siempre Jugar.

Al reino de la ilusión, de las buenas caras y de la magia. Al imperio de la alegría, de la aventura y de los ojos brillantes. Al refugio de los pequeños que juegan con los grandes y de los grandes que vuelven a ser pequeños.