¡Prohibido adultos!

Hay una edad en que niñas y niños descubren que les gusta tener su propio espacio. Pero no les sirve el cuarto que sus padres les han decorado con todo el cariño. No, ellos necesitan un espacio hecho a su medida, intimo, divertido y construido con sus propias manos. Este lugar se convertirá en un sitio único de juego donde vivir la aventura de descubrir su independencia y personalidad. Por eso desde el País de Siempre Jugar queremos dar una serie de consejos para que niñas y niños puedan construir EL MEJOR FUERTE (o castillo, gruta, escondite, guarida, refugio, campamento secreto…).

  • Los mejores materiales para construir un fuerte en casa son los cojines, las sabanas y cualquier tipo de telas, los colchones y colchonetas, las sillas, cajas de cartón y los espacios de debajo de las mesas. Cuantos más elementos distintos tenga más veces se podrá cambiar de forma.
  • Pon una puerta con una tela que se pueda poner y quitar o con un trozo de cartón. En ella hay que poner un cartel bien grande con un “prohibido el paso” o “cuidado con el monstruo” o “a quien traspase estos muros les caerá la maldición del faraón”. Recuerda que es nuestro fuerte y no queremos que entre nadie sin permiso.
  • Construye también una segunda puerta secreta para entrar y salir por ella sin que ninguna persona se dé cuenta. Tiene que ser más pequeña que la principal y, lo mejor, es que esté camuflada y parezca que es otra cosa. Recuerda que cuanto más pequeña sea esta entrada, menos podrán entrar por ella los adultos.
  • El espacio interior no puede ser muy grande. Que como mucho solo puedan entrar un par de amigas o amigos con los formar un club secreto.

  • Utiliza luces de baja intensidad para iluminar el interior. Las luces de navidad o luces nocturnas pueden quedar muy bien (pero ojo tienen que ser de las que no se calientan). Si no, una linterna puede dar la mejor iluminación.
  • Esconde dentro de tu fuerte un buen arsenal para pasar el rato. No olvides algo de comida, como unas patatas fritas, unos prismáticos o un periscopio (dentro de poco explicaremos en este Blog como construir uno) para mirar fuera, tu música favorita y una buena colección de libros y cómics. ¿Has probado alguna vez a leer un libro de miedo dentro de un fuerte a la luz de una linterna? Eso sí que es una aventura.

  • Puedes construir tu fuerte en cualquier lugar de la casa, pero seguramente habrá que recogerlo por la noche. Si te construyes el fuerte en tu propia habitación podrás hacerlo más permanente y así siempre tendrás un espacio único solo para ti.

  • Y no olvides la regla más importante de los fuertes ¡son solo para niñas y niños! A los adultos los queremos bien lejos. Para apartarlos ponles trampas cerca del fuerte, como un periódico a medio abrir (no podrán resistirse a cogerlo y leérselo y así nos habremos librado de ellos) o sus gafas o teléfonos móviles (cuando los vean se creerán que estaban buscando eso y se olvidarán de nuestro fuerte).

Al entrar en un fuerte siempre encontrarás un territorio del País de Siempre Jugar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*