¡Soy un gigante!

Imagina que una mañana al intentar apagar el despertador, este se te pierde entre los dedos, que al abrir los ojos extrañado descubres que tus pies sobresalen de la cama, que al levantarte te das un coscorrón con el techo… te pellizcas intentando descubrir si sigues dormido pero no, estás completamente despierto y no dejas de crecer. Sales de casa porque ya apenas entras en ella y sigues haciéndote enorme, los edificios apenas llegan a tus rodillas y cuando echas a andar puedes recorrer distintos países en pocos minutos. Te has convertido en un gigante con el mundo a tus pies, bienvenido al nuevo País de las Maravillas.

El actor Jack Black convertido en gigante en la película Los Viajes de Gulliver.

Pues ahora imagina que esto te puede pasar de verdad, que te puedes convertir en un Gulliver  en Liliput. Es muy fácil solo tienes que visitar la que se está convirtiendo en la maqueta más grande del mundo: La Miniatur-Wunderland (País de las Maravillas en Miniatura en alemán), una construcción de modelismo ferroviario situada en Hamburgo (Alemania), realizada en 1.500 m² y que representa distintos países, Alemania Meridional (Harz, Alpes y Knuffingen), Hamburgo y la costa, Estados Unidos, Escandinavia y Suiza.

Foto por bstrasser (CC).

Foto por Mauro Orlando (CC).

De momento han dedicado más de 400.000 horas en construir unos 1.000 m2 de maqueta con una infinidad de detalles, pero es un proyecto en continua ampliación y para dentro de 2 años esperan haber duplicado esta superficie. A día de hoy, cuentan con 700 trenes que se mueven por más de 9.000 metros de vías, 10.400 vagones, unas 200.000 bombillas, 150.000 personajes y 165.000 árboles.

Foto por Yukino (CC).

Oliver Regelmann (CC).

Foto por wvs (CC).

Aunque se hayan inspirado en lugares reales, todos los paisajes creados han salido de la imaginación de más de 500 artesanos. Para las soluciones técnicas, como el movimiento de coches y aviones, han tenido que aplicar recursos totalmente novedosos que solo existen en esta maqueta.

1yen (CC).

Detalle por sel (CC).

La parte del mar cuenta con 30.000 litro de agua que suben y bajan según las mareas. Porque el tiempo también pasa por este mágico minimundo y mientras lo visitas podrás ver como cambia la luz del día a la noche.

Foto de Christopher Swerin (CC).

Foto de lecasio (CC).

La maqueta además cuenta con numerosas partes interactivas, así podrás poner en marcha la noria, marcar un gol en el estadio o hacer tocar a un trompetista en lo alto de la iglesia (construida con 15.000 piezas). Y si viendo la maqueta te quedas con ganas de más, te dejan visitar las entrañas de este singular montaje para ver cómo funciona y cómo trabajan los artesanos que están ampliando las distintas secciones.

bstrasser (CC).

Foto de intermayer (CC).

Sala de control de la maqueta (por tiexano CC).

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=ACkmg3Y64_s&w=560&h=315]

Si quieres organizar una visita o ver más fotos y vídeos de la maqueta no dejes de visitar su Web. Y si en vez de sentirte Gulliver quieres convertirte en un liliputiense, mucho más cerca puedes ir a ver el parque de Gulliver en Valencia. Así que agigántate o minimízate, pero no dejes de contarnos si tienes maquetas en casa o conoces lugares en los que sentirte como un nomo de jardín.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*