6 actividades al aire libre para hacer con niños

Ya ha llegado la primavera y con ella las eternas tardes donde el sol no se empieza a esconder hasta las nueve de la noche. ¡Tenéis que aprovechar! ¿Sabéis cuántas actividades al aire libre podéis hacer con vuestros pequeños?

actividades-al-aire-libre-ig

Continúa leyendo 6 actividades al aire libre para hacer con niños

¡Vámonos de parques! (2ª parte)

Seguimos recorriendo el mundo saltando de parque en parque. Y aunque parezca un largo viaje no lo es tanto, ya que todos los parques del mundo se conectan por caminos secretos. No son difíciles de encontrar, basta con ponerse a jugar.

¡Jugando cabeza abajo!

En la otra punta del mundo, en Sydney (Australia), existe un lugar junto a un gran río donde las montañas se han vuelto de colores. Se trata del parque Blaxland, un paraje lleno de pasadizos, toboganes, lugares donde brincar, columpiar, mojarse y pararse a descansar en una casa del árbol gigante.

Foto vía thedailybuzz.com y jmddesign.com.au

¡Corre como el viento!

Los objetos reciclados son más felices porque pueden vivir distintas vidas, pero cuando son reciclados para convertirse en un parque de juegos está felicidad es total. Este ejemplo podemos encontrarlo en Rótterdam, donde las aspas de los molinos de viento, después de generar electricidad de forma ecológica, generan risas en forma de campo de juegos.

Imágenes vía inhabitat.com

¡Juegoleojuegoleo!

Nunca tenemos que olvidar que leer también es jugar. Entretiene, divierte y educa. En esta librería de China, llamada Kid’s Republic Bookstore, han convertido las estanterías con libros en un parque lleno de recovecos para ponerse a leer en cualquier postura y un camino de colores para que viaje sin fronteras la imaginación.

Fotos vía designrulz.com

¡Un parque de rechupete!

Imagina un parque lleno de chucherías gigantes que se pudieran escalar, saltar y deslizar. Esta idea la han llevado a la realidad en el Charlton Park de Londres, donde las estructuras de juego están adornadas por piezas de vivos colores que convierten el resultado en una mezcla entre juego y arte.

Foto vía thedailybuzz

Todos estos parques son fantásticos, pero no más fantásticos que el parque de tu esquina. Porque para jugar y convertir cualquier lugar en un castillo, una nave espacial o un submarino solo se necesita ganas de pasar un buen rato con tu imaginación.

¡Vámonos de parques! (1ª parte)

La mayoría de las veces las ciudades no están hechas del tamaño de los niños. Son demasiado grandes, los botones están muy altos, resultan ruidosas, no puedes correr sin que resulte peligroso… pero a veces los arquitectos se acuerdan de cuando eran pequeños y planean espacios donde la actividad más importante sea jugar. Os traemos algunos rincones del mundo sorprendentes donde todo esta hecho a la medida de los más pequeños.

¡Vaya punto de museo!

El museo de Hakone fue el primer museo al aire libre abierto en Japón. Tiene esculturas de artistas famosos como Picasso y Henry Moore, pero la parte más sorprendente es un terreno de juego y descubrimiento hecho por entero de madera y un tejido muy parecido a la lana y con el que han realizado todo un espacio trenzado.

Fotos de entertainmentdesigner.com

¡¿Quién vive en la piña en el fondo del mar?!

Para sentirse como Bob Esponja nada mejor que visitar el Feliz Cubo de Agua Mágico (Happy Magic Water Cube). Este parque de atracciones acuáticas se construyo en una de las sedes de las olimpiadas de Pekín. Está lleno de piscinas, ríos, toboganes y cataratas. Pero eso sí, cuidadito que también está plagadito de medusas.

Fotos vía architizer.com.

¡Un parque de altura!

En pleno corazón de Nueva York podemos encontrar el Campo de Juegos de la Imaginación de Burling Slip. En este campo disfrutaremos de un parque de aventuras, un bosque sonoro y, una de las cosas más increíbles, un espacio del parque que niñas y niños pueden construir siguiendo su imaginación.

Foto vía thedailybuzz.com

¡Levad anclas!

Copenhague es una ciudad rodeada por el mar. Para crecer, en muchos lugares fueron ganando terreno a la costa y ahora han querido hacer que vuelva el mar. Para ello han construido el parque de la Costa Perdida de Trinidad, con restos de barcos, arena, pedazos de la carga de antiguos navíos y mucha diversión.

Fotos vía monstrum.dk

¡Qué mareo de marea!

“Mamá, ¿por qué se va el mar?” “Papá, ¿por qué ha desaparecido la playa?” “Es la marea” respondemos, pero ¿qué es la marea? Intentemos contestar a nuestros pequeños investigadores un poco mejor:

Foto de Funky64 (CC)

Las mareas ocurren por la fuerza de la gravedad, y aunque parezca lo contrario el mar no se va a ningún sitio. La fuerza de la gravedad que nos agarra a la tierra también se produce en la luna y el sol. Es esa fuerza de la luna y el sol la que atrae más o menos el agua de la tierra según giran alrededor de esta.

Lo que realmente ocurre cuando la marea está baja, es que el mar se agrupa porque la luna y el sol lo atraen hacia ellos justo encima de él. Cuando hay marea alta el mar se ensancha porque es atraído por el lado contrario de la tierra. Si el mar está alto y hay menos playa se llama pleamar, cuando la playa crece es la bajamar. El tiempo aproximado entre una pleamar y la bajamar es de 6 horas, completando un ciclo de 24 horas que se corresponde a lo que tarda la luna en dar una vuelta alrededor de la tierra y la tierra alrededor del sol (un día).

Cuando la marea está más alta es una marea viva y se produce porque la luna y el sol están alineados con respecto a la tierra juntando sus fuerzas de atracción.

Foto de Pablo David Flores (CC)

Otras características que afectan a las mareas son los continentes y el hecho de que la tierra es una elipse como un huevo y no redonda del todo como una pelota. Por eso los países que están más cerca de la línea del ecuador tienen menos marea.

Algunos datos curiosos para niñas y niños estudiosos:

  • Fue el griego Piteas, en el siglo IV a. C., el primero en señalar la relación entre la amplitud de la marea y las fases de la Luna así como su periodicidad. Plinio el Viejo, en el año 30, en su “Naturalis Historia” describe correctamente el fenómeno y piensa que la marea está relacionada con la Luna y el Sol.
  • Pero no fue hasta 1687, cuando Isaac Newton dio la explicación de las mareas aceptada actualmente.
  • Poca gente sabe que la gravedad del sol y la luna también producen un fenómeno de marea en los continentes, que pueden subir y bajar hasta 50 centímetros.

Mount Saint Michel con marea baja. Foto de Dark Botxy (CC)

  • Algunas de las mareas más altas que se conocen se dan en el Atlántico, como en la Bahía de Fundy (Canadá) donde el agua puede variar hasta 19 metros entre la marea alta y la baja. En la Bretaña francesa, en Mount Saint Michel, la variación del nivel del mar puede llegar a los 16 metros.
  • La fueraza de las mareas se puede utilizar para producir electricidad haciendo pasar el agua por turbinas como si estas fueran molinos bajo el agua.

Cuando estéis en la playa podéis hacer un calendario de mareas con vuestros pequeños. Coger referencias en espigones o piedras y calcular a que horas está la marea más alta y cuando más baja. Podéis apuntarlo en un papel y este calendario os servirá todos los años. Es muy práctico para las zonas donde las playas pueden llegar a desaparecer en la marea alta. Podéis también hacer fotos de los mismos lugares en distintos momentos para comparar la variación.

Foto de brujo+ (CC)

Ayudemos a nuestras hijas e hijos a descubrir lo sorprendente que es el mundo y, aunque sus preguntas sean agotadoras en algunos momentos, nunca apaguemos su gran curiosidad.

Juguemos al pádel

 

pádel.

Se trata de un deporte parecido al tenis: hay dos campos separados por una red, la bola es muy similar y los golpes, revés y derecha, son muy parecidos a los que realizan los jugadores de tenis. La pala de pádel es más pequeña que la raqueta de tenis y tiene agujeros en su superficie. Pero la diferencia más llamativa del pádel respecto al tenis es que la pista de juego está cerrada por sus 4 lados con “paredes” que permiten un mayor intercambio de golpes y por tanto puntos más largos.

En el país de siempre jugar nos gusta mucho el pádel porque se trata de un juego sencillo, que se puede aprender en poco tiempo y mejorar tu nivel rápidamente si pones interés. Otra de sus características es que es un juego ideal para niños y niñas, hombres y mujeres. Se trata de un deporte que tampoco está limitado por la edad, ya que existen jugadores muy jóvenes y también mayores. Por último, deciros que es un deporte de equipo y eso implica diálogo y colaboración con un compañero, reforzando los valores de equipo que tanto nos gustan en Juguettos.

Si no lo has probado, te animamos a jugar al pádel con tu familia o con tus amigos, ¡es súper divertido!

Imagen encontrada en clubpadelmotril.es

El juego de la rayuela

distintos nombres dependiendo del lugar en el que se juegue: tejo, calderón, pita, tranco, guiso, charranca… Nuestro favorito es “infernáculo”, nombre que recibe el juego de la rayuela en Cuenca.

Hablamos de uno de los juegos más populares del mundo. Bien sobre una parcela de tierra o en los adoquines de nuestro barrio podemos dibujar el diagrama de la rayuela. Se trata de un juego muy divertido que exige habilidad, puntería y equilibrio.

Es un juego tan clásico que ya los griegos jugaban a la rayuela, después continuaron los romanos. Desde entonces el juego ha ido divulgándose por todo el mundo, surgiendo a la vez muchas variantes y adaptaciones regionales.

Una de las razones de su éxito podría ser el significado que se le ha dado a este juego durante siglos. Al parecer el trazado de la rayuela representa la aventura que todos recorremos a lo largo de nuestra vida, de ahí que la casilla final se llame “Cielo”.

Pueden jugar todos los jugadores que se quiera. Cada jugador debe tener un tejo (un trozo de madera, una piedra lisa, una caja de cerillas…). Después debes dibujar un diagrama o recorrido sobre el pavimento o la tierra. Existen distintos tipos de recorrido. Después tienes que numerar los diferentes casilleros. Una vez tengas todo esto listo, ¡comienza el juego!:

El primer jugador debe lanzar su tejo y depositarlo sobre el casillero 1.

Después, debe avanzar saltando a la pata coja de casillero en casillero hasta el final del recorrido, donde puede descansar.

Ahora debe realizar el recorrido inverso también a la pata coja y recoger su tejo (en el casillero 1) cuando este sobre el casillero 2 y salir del diagrama.

Si lo hace correctamente vuelve a tirar su tejo ahora sobre el casillero 2 y repite la operación anterior.

Si en algún momento no se deposita el tejo sobre el casillero correspondiente o se realiza alguna falta en los saltos a la pata coja, el jugador pierde su turno y deberá esperar para reiniciar su partida en el mismo punto en el que la dejó.

Gana el primer jugador que logre completar el recorrido entero.

¿Qué os parece la rayuela? ¿Os trae recuerdos de la infancia? ¿Habéis explicado este juego a vuestros peques alguna vez?