“De mayor quiero ser astronauta”. Todos podemos ser astronautas.

Hay un momento en que casi todas las niñas y niños dicen: “De mayor quiero ser astronauta”. Pues muy bien, porque ser astronauta y tener todo el día la cabeza en las estrellas es muy fácil con un poco de ayuda de las mamás y los papás. Los viajes espaciales pueden comenzar en vuestra casa y os vamos a contar cómo.

Astronauta. Todos podemos ser astronautas

1º La equipación de los astronautas para sus viajes espaciales:

Hay miles de formas de hacer trajes de astronauta para viajes espaciales. Nuestra recomendación para crear un traje de astronauta es la siguiente: Con 2 botellas de dos litros de refresco puestas boca abajo, haced una mochila propulsora. Utilizad cinta americana plateada para juntar las partes. Con papel charol rojo, naranja y amarillo haced tiras y pegadlas, saliendo de la boca de las botellas como si fueran chorros a reacción. El casco de astronauta puede ser una pelota de plástico pinchada que recortaremos para que cubra el espacio del pelo del niño astronauta y las orejas. Se puede forrar con papel de aluminio. Con una hoja de transparencias haremos unas gafas con espacio para la nariz y las cogeremos al gorro con chinchetas de las que se abre la punta, para que se pueda subir y bajar la visera. El resto del cuerpo del traje de astronauta lo podemos cubrir con el papel de aluminio y la cinta americana. ¡Y ya podremos comenzar nuestros viajes espaciales!

Astronauta (foto de la Nasa). Viajes espaciales
Astronauta (foto de la Nasa).

Una forma de hacer como que paseamos por la luna en nuestros viajes espaciales es construirnos unos zancos con 2 latas que pondremos bajo los zapatos y un cordel que llegue hasta las manos. ¡Y es que en los viajes espaciales es importante caminar como verdaderos astronautas! Continúa leyendo “De mayor quiero ser astronauta”. Todos podemos ser astronautas.