Día del Libro en Juguettos

Hoy es el Día del Libro, buen momento para recordar todo lo que les debemos a estos pequeños grandes amigos. Los libros nos hacen crecer, reír, soñar, nos sitúan en momentos históricos y lugares del mundo que no conocemos, nos abren una puerta y tras ella, descubrimos historias realmente maravillosas. Vistiendo bata y zapatillas podemos entrar en el baile de gala de un palacio o asaltar un barco pirata enemigo, descubrir al asesino sin movernos del sofá o acabar con el monstruo que da susto justo antes de apagar la luz.

libros juguettos

Hoy os proponemos 10 títulos para todos los gustos, que junto a otros muchos títulos molones están disponibles en nuestra web. Todos tienen un 10% de descuento para nuestros socios del Club Juguettos.

 

Princesas que cambiaron el Cuento (6 – 9 años)

Historias de chicas increíbles que, como tú, inventaron otra forma de ser “princesas”. Patti Smith, Karen Blixen, Malala, Michelle Obama, Kathy Switzer, Mary Quant… El libro reserva un espacio final para que cada lector o lectora cuente su propia historia.

El Club de las Zapatillas Rojas: Un, dos, tres… ¡Selfie!  (9 – 12 años)

Llega el verano y las chicas de #ElClubDeLasZapatillasRojas tienen un montón de planes…, ¡pero por separado! Ninguna de ellas tiene tiempo para reunirse con las demás. ¿Qué será del Club?

Perrock Holmes: Dos Detectives y medio (9 -12 años)

Julia y Diego por fin consiguen tener perro en casa. Se llama Perrock, Perrock Holmes, y no es un chucho cualquiera… ¡tiene el poder de leer los pensamientos de todo aquel que le rasque la barriga! Pero, ¡oh, cielos!, la primera vez que lo sacan a pasear por el parque, Perrock es secuestrado. Mmmm, aquí huele a misterio… ¿o no?

La Princesa de Negro (6 – 9 años)

libros juguettos

La princesa Magnolia tiene una doble identidad, parece una princesa como todas las demás pero ocupa gran parte de su tiempo en localizar y derrotar monstruos. ¿Logrará su misión antes de que alguien la descubra?

 

Estoy Contigo (1 – 3 años)

Una historia para corazones de todos los tamaños. Cuando tus amigos te dicen qué hacer ante un problema, quizá la ayuda más válida sea simplemente abrir mucho, mucho las orejas y escuchar.

La Verdadera Historia de Peter Pan (6 – 9 años)

Todos los niños crecen, menos uno, Peter Pan, y él es quien mejor conoce todas las historias del mundo. Este libro nos cuenta toda la verdad.

Ula y Hop Hacen un Amigo (6 – 9 años)

Ula y Hop son dos pequeños seres diminutos y adorables que viven en secreto entre nosotros. ¡Y la casa de Dani está llenita de ellos! ¿Ruidos extraños? ¿Juguetes que se mueven solos? ¡Cuidado por dónde pisas! ¡Puede haber diminutos!

La llama Llama y el pijama de la suerte (3 – 6 años)

Cuando la llama Llama lleva puesto el pijama rojo que le ha regalado mamá todo le sale bien. Todo lo que intenta, termina con éxito. Hoy es sábado por la mañana y ¡no piensa quitárselo en todo el día! ¿Qué cosas maravillosas sucederán?

Las Chicas son de Ciencias (12- 99 años)

Aunque en los libros de historia parezca que las ciencias son cosa de hombres, de eso nada: desde Agnodice, la primera médica conocida de la historia, hasta Rosalind Franklin, la química que descubrió la estructura del ADN, pasando por Vera Rubin, la astrónoma que vio lo que nadie veía, las mujeres han sido pioneras en ciencias desde el principio de los tiempos. ¡Es momento de descubrirlas!

El Monstruo de las Buenas Noches (3 – 6 años)

El pequeño Daniel está convencido de que si se va a la cama, el monstruo de su pesadilla se presentará en su habitación para comérselo. Y en efecto, el monstruo aparece, pero no es lo que parece. Un cuento ideal para leer antes de ir a dormir y fomentar valores como la independencia, la superación de los miedos infantiles y la amistad.

 

¿Os han gustado nuestras recomendaciones? En nuestra web tenéis más de 260 títulos para elegir.

¡Felices lecturas, amigos!

 

Un cuento ¡Monstruooooooooso!

“Mi amigo el monstruo vive en el fondo del armario. Le gusta especialmente el rincón que queda entre las perchas con camisas y jerséis. Mi amigo el monstruo sale del armario de mi habitación por las noches y solemos hablar un rato hasta que me duermo. Casi siempre está sacándose pelusas de la nariz que acaban bajo mi cama y hay que recoger después con el aspirador. Cuando le toca limpiar a mi padre siempre me pregunta cómo puede haber tantas pelusas en mi cuarto y nunca me cree cuando se lo explico. Mi amigo el monstruo me cuenta que le gusta asustar a los gatos que vigilan en las ventanas y mojarse bajo la lluvia. Le encanta estar empapado porque dice que así le apesta más el grueso pelaje naranja que cubre todo su cuerpo (luego mi madre le echa la culpa del olor de mi armario a mis deportivas). Mi amigo el monstruo tiene un solo cuerno donde le gusta colocar donuts, luego se los va comiendo poco a poco mediante pequeños pellizcos. Por la mañana, cuando me despierto, mi amigo el monstruo ya no está en el cuarto, pero suelen quedar migas de donuts esparcidas sobre la cama. Fin”

La profe me miró y dijo con cara de pocos amigos:

– Marcos, os mandé escribir una redacción sobre un amigo vuestro. Los monstruos no existen, son solo un invento para asustar a los niños pequeños. Te pongo un cero.

Esa noche le conté al monstruo lo que había dicho mi profesora.

– ¿Qué es una profesora?- Preguntó el monstruo.

– Una profesora es una chica que te pone falta si no estás cuando pasa lista, que te hace dictados y sumas, te regaña cuando hablas y te manda deberes para hacer en casa- Respondí.

El monstruo empezó a reír a carcajadas haciendo temblar su pelo anaranjado.

– Pero, eso es imposible.- Concluyó mi amigo el monstruo – Las profesoras no existen, son solo un invento para asustar a los monstruos pequeños –  y siguió riendo.

Y tú, ¿tienes la compañía de algún monstruo? Cuéntanos cómo es. Nosotros te dejamos con un increíble vídeo musical sobre un niño y su impresionante ejercito de monstruos:


[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=lmc21V-zBq0&w=560&h=315]

¿Es un pájaro? ¿es un avión? No, ¡es un libro!

Un libro nos hace sentir, viajar, descubrir, nos convierte en otras personas, hace que disfrutemos la tristeza y que multipliquemos la alegría. Para descubrirlo solo tenemos que abrir sus páginas, es muy sencillo, lo que no es tan fácil es darse cuenta de que cuando leemos un libro, también conseguimos que ese libro viva y vuele en nuestra imaginación.

Esta es la historia que transmite uno de los mejores cortos del año:

The Fantastic Flying Books of Mr. Morris Lessmore es un cortometraje animado dirigido por William Joyce y Brandon Oldenburg, que en la última ceremonia de los Óscar gano el premio de mejor cortometraje animado.

Es una poética historia sin palabras inspirada en igual medida por el huracán Katrina, Buster Keaton, El mago de Oz, y el amor por los libros. Y se realizó empleando diversos estilos de animación, incluidos el stop motion, las imágenes generadas por computadora y la animación tradicional. Es tanto para niños como para adultos y lo mejor es disfrutar viéndolo a pantalla completa.

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=Adzywe9xeIU&w=560&h=315]

En su página Web podemos encontrar fotos del proceso de creación y tiene la opción de descargarnos una aplicación de la historia con elementos interactivos.

Y ahora, por qué no nos recomiendas algún libro que nos haga volar.

Un invento genial

Aladdín y Jasmine querían salir a cenar y le pidieron al Genio que hiciera de canguro de su hijo. El Genio aceptó encantado, pero nada más salir los padres por la puerta el bebé empezó a llorar. Lloraba y lloraba y era totalmente imposible acabar con su llanto. El Genio lo intentó de todas las maneras, se transformó en hombre orquesta, se transformó en todos los animales de la sabana, cambió de color, probó a hacerse grande grande y a hacerse pequeñito pequeñito, pero el bebé siguió llorando.

Antes de volver a su tamaño, el Genio se quedó descansando sentado en una de las barras de la cuna. Pero, en un descuido, el bebé le agarró por las piernas y se puso a moverlo de un lado a otro encantado del sonido que hacían los cascabeles del traje del Genio. Así estuvo un buen rato. El Genio acabó un poco mareado pero el pequeño dejó de llorar y terminó durmiéndose. Y así fue como en el lejano oriente se inventó el sonajero.

Minicuento publicado por juguettos en su catálogo de navidad 2011.

La favorita

La princesa abrazaba a su muñeca preferida, pero por más vueltas y vueltas que daba, no podía dormir. Probó a poner otro colchón en la cama, para ver si así estaba más cómoda, pero no había manera. Puso un colchón más encima, y otro y otro, pero por más colchones que ponía seguía siendo incapaz de conciliar el sueño. Algo incomodaba a la princesa. Una de las damas de la corte decidió mirar entre los colchones, a ver si podía encontrar algo que la molestase, y bajo uno de ellos descubrió una canica verd y brillante como un guisante.

– ¡Ahí estaba! – gritó la princesa – no podía dormir de lo preocupada que me sentía de no encontrar mi canica favorita.

Y con la muñeca en una mano y la canica bien guardada en la otra, la princesa por fin pudo descansar.

Minicuento publicado por juguettos en su catálogo de navidad 2011.

La orden del Rey

 

El viejo rey ordenó a la bruja que hiciera algo para que su voz volviera a retumbar por los muros de palacio, para que sus súbditos le volvieran a mirar con cariño y las mujeres le tuvieran entre sus brazos una vez más. La bruja le miró y en un, dos, tres… le volvió bebé.

 

 

Minicuento publicado por juguettos en su catálogo de navidad 2011

 

 

El movimiento

 

Pulgarcito saltó desde lo más alto de la torre a la grupa del caballo. Al galope brincaron sobre las líneas enemigas llegando a situarse justo enfrente del malvado Rey Oscuro.

“Estás acabado”, le dijo Pulgarcito,

“en cuanto me coma tu alfil te doy jaque mate en dos jugadas”.

Minicuento publicado por juguettos en su catálogo de navidad de 2011.

Ocho agujeros

<img class="imgdcha" src="http://juguettos-blog.s3.amazonaws.com/Ochoagujeros.PNG"  y probó a ver si todavía le salía. Lo que Virginie no sabía es que esa misma flauta había pertenecido años atrás al Flautista de Hamelin y que, mientras tocaba, niñas y niños apagaban sus videoconsolas y televisores y salían de sus casas incapaces de resistirse a esa música.

Sorprendida de ver a un montón de niños siguiéndola, Virginie siguió tocando hasta el parque, donde todos jugaron al rescate el resto de la tarde.

El mandón

El rey ordenó que le prepararan el pastel más bueno del mundo y para eso hizo traer a todos los pasteleros del reino. 15.237 cocineros se juntaron en las cocinas de palacio a preparar los pasteles más sofisticados que pudieran salir de su imaginación: pasteles de pompas de chocolate con confeti de melón, de moras arcoíris, de limón dulce de leche, de nubes de regaliz…. Pero ninguno gustó al rey, ninguno le pareció suficiente, uno tras otro despreció. Mientras, pasaban los días y todas las pastelerías se mantenían cerradas. Los habitantes del reino no podían tomar nada dulce, ni una magadalena, ni una palmera, y en los cumpleaños tenían que poner las velas sobre la paella.

Hasta que despúes de 3.823 pasteles, los pasteleros le dijeron al rey que por fin le habían preparado el mejor pastel, y pusieron frente a él un simple bizcocho sin nada. Cuando el rey preguntó cómo un simple bizcocho podía ser el pastel más rico, le respondieeron que era el pastel que mejor le iba a saber nunca porque nunca más un pastelero le iba a hacer otro pastel. Y de esa manera se fueron todos los pasteleros de palacio a hacer la fiesta más ducle que los habitantes del reino pudieron recordar.