Solo no puedes… ¡con amigos SÍ!

¿Por qué divertirse solo cuando puedes hacerlo con un montón de amigos? Esta es la filosofía de los “flashmob”, que significaría algo así como “multitud instantánea”, y que trata precisamente de eso: de juntarse un montón de gente en un momento para hacer algo divertido y sorprendente. Para realizar una “flashmob”, un grupo de personas suelen quedar utilizando Internet para realizar una actividad en un espacio público y sorprender al resto de personas que allí se encuentran. Así en un momento dado, por ejemplo, se pueden juntar cientos de personas en una plaza para hacer una guerra de almohadas o aparecer todos con gorros mexicanos como si no pasara nada. Igual de rápido que aparece la multitud para realizar la “flashmob”, esta suele desaparecer dejando a todo el mundo desconcertado y con una sonrisa en los labios.

El último “flashmob” que más nos ha gustado ocurrió en Colonia (Alemania), donde un grupo de músicos consiguió sorprender a los viandantes de la Wallraf Square con una melodía que seguro que te suena:

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=sTHXIzHPyqE&w=560&h=315]

Muchas veces estas acciones han sido utilizadas para hacer publicidad sin dejar de ser igual de asombrosas. Como en esta donde una multitud se pone a bailar en plena estación de metro de Liverpool en Londres. Pero una de las primeras “flashmob” que se hizo, y cuyas imágenes dieron la vuelta al mundo, fue esta donde un montón de personas quedaron en la Estación Central de Nueva York para dejar a todos los viajeros así de anonadados con una espectacular y congelada idea.

Ahora sabes lo que son las “flashmob”, ya puedes quedar con tus amigas y amigos para realizar alguna y grabarlo para haceros famosos (estos vídeos siempre triunfan en Internet) pero no olvides que tiene que ser rápida, sorprendente y, lo más importante, que sea muy divertida para quien lo hace y para quien lo observa ¡Flashmobilizate!

Próxima estación… ¡el espacio!

Cuando un niño o una niña juegan con su juguete favorito, aunque estén en mitad de su habitación, ellos pueden estar en mitad de la selva, en el más inmenso de los desiertos, en la ciudad de los gnomos o inmersos en el espacio.

Partiendo de esta idea, Ron Fugelseth ha intentado recrear en un vídeo lo que su hijo de cuatro años imagina cuando juega con Stanley, una locomotora que desde hace años es su juguete favorito.

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=XoMN-zg7r3M&w=560&h=315]

Ron y su hijo consiguieron mandar a la locomotora Stanley hasta la estratosfera. Que es la capa de la atmósfera que se encuentra entre los 10 y los 50 kilómetros sobre nuestra cabeza. En ella se producen fenómenos muy importantes, como la absorción de los rayos ultravioletas que son perjudiciales para los humanos gracias al ozono. El tren tardó una hora en subir gracias a un globo atmosférico y solo 20 minutos en bajar. Y consiguieron encontrarlo, a 43 kilómetros de donde lo lanzaron, gracias a un teléfono con GPS que tenía el globo.

Ron animó la cara de la locomotora con un programa de ordenador para conseguir que la viéramos como la ve su hijo. Como ya hizo 2 años antes en este otro simpático vídeo:

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=M_1lnkUPUkI&w=560&h=315]

Cuando se juntan juguetes, niños, padres y ganas de disfrutar, juntos pueden conseguir los resultados más increíbles que se puedan imaginar.

¡De la “A” a la “Z”!

En la aventura de aprender el mundo en la que están enfrascados nuestras pequeñas y pequeños expedicionarios, uno de los acontecimientos más interesantes e importantes es el de aprender las letras. Y es que las letras mejoran nuestra comunicación con el mundo, ayudan a registrar nuestras ideas y son la llave mágica que nos abre el mundo infinito de los libros.

Foto de Leo Reynolds (CC)

¿Cómo podemos ayudarles a que descubran las letras de una forma divertida y enriquecedora?

Desde el País de Siempre Jugar os queremos sugerir una serie de ideas para que niñas y niños descubran que las letras son juguetes con los que los que jugar a dos de los juegos con más posibilidades que hay: leer y escribir.

Para decorar un cuarto de bebé, y que los más pequeños se vayan familiarizando con las letras, busca un cartón que sea resistente y dibuja el abecedario con letras gordas de distinta forma y tamaño. Recórtalas y con cola usa papeles de distintos colores y estampación para forrarlas. Puedes poner el abecedario directamente pegado en la pared o hacer un cuadro con una tela de pelo y luego colocar las letras dentro, con una cinta de velcro colocada por la parte de atrás, así se podrán coger las letras para interactuar con ellas.

Diseño tipográfico para un cuarto de niño de Scrapstudio

Un poco más complicado, pero igual de divertido, es hacer las letras con telas y relleno. A los niños les encantará jugar con ellas.

Descubre como hacer letras de tela en Jandjhome

Cuando los niños vayan creciendo tenemos que hacer que identifiquen las letras con los sonidos y con la formación de palabras. Aprovechando las letras que hemos hecho antes, podemos hacer que los niños dibujen cosas que empiecen por cada letra del abecedario. Por ejemplo una manzana para la “m”, una tortuga para la “t”, etc… Si todavía no dibujan muy bien, otra opción es recortar imágenes de revistas que se correspondan con la letra (podéis mirar cuantas imágenes encontráis para cada letra). También se puede organizar un “safari fotográfico tipográfico”: dales una cámara para que busquen objetos, animales, juguetes… tienen que encontrar y fotografiar una cosa para cada letra del abecedario (si hay varios niños organiza una gymkhana y jugar a ver quién consigue “fotocazar” antes todas las letras). Por último coloca los dibujos, imágenes o fotos junto a sus letras.

Letras que están para comérselas descubiertas aquí.

Sí sigue habiendo un juego clave para aprender las letras es y seguirá siendo el “veo veo”. También es divertido encadenar palabras (tener que pensar una palabra con la letra o sílaba que termina la anterior). Son juegos ideales para jugar en el coche.

Tipografía por Letrerías (CC)

Una vez que niñas y niños ya saben leer y escribir no terminan las posibilidades de jugar con las letras. Ayúdales a inventar su propio abecedario con letras de su propio diseño o creando estas a partir de objetos. Así tendrán una tipografía propia y exclusiva para sus cartas y diseños.

Aprende  jugando de la “a”  la “zeta” y pásatelo majareta.

¡Abre las orejas!

Es invisible pero si llega todos nos enteramos, a veces es bajo, a veces es alto, pero con luz u oscuridad, aunque no te puede tocar, siempre lo vas a notar y mientras que por nuestra boca se escapa nuestras orejas lo atrapan. ¿Qué es?

Foto de Renata M. (CC)

Sí, es el sonido, que nos trae las palabras, la música, el rumor del viento y el trueno de los rayos, y que ahora nos llega de una forma sorprendente, original y ¡para niñas y niños! gracias a la radio.

Os queremos descubrir “Lentejas para tus orejas” un programa de radio Online especialmente dirigido a niñas y niños entre 0 y 8 años. De lunes a viernes y de 10 a 8, ofrecen música para grandes y pequeños, y entre medias, podemos escuchar lo que ellos llaman “lentejas”, pequeños espacios de 10 minutos de temáticas variadísimas donde cuentan historias, manualidades, hablan de ciencia, medio ambiente, etc.

Foto de Gabriela C. (CC)

En una época donde la tele es la que manda podría parecer que la radio no es un medio para los niños, pero sin embargo es todo lo contrario. La radio es el mejor estímulo de la imaginación, ya que puede llenarte la casa de aventuras, paisajes y animales como ni la mejor televisión del mundo podría hacer. Es un estímulo que encanta a niñas y niños y que ofrece una gran compañía.

Sigue esta fantástica emisora por Internet en lentejasparatusorejas.com y no te olvides de investigar sus dos Blogs, uno para padres y otro para niños, con un montón de actividades y propuestas.

Despliega las orejas y que vuele la imaginación.

¡Sácale los colores al otoño!

Llego el otoño, el frío, llueve, caen las hojas y no se puede salir a jugar. Pero ¿es momento de ponerse melancólico? ¡Rotundamente no! Hace un tiempo magnífico para calzarse las botas de lluvia y saltar sobre los charcos, para tirarse montones de hojas secas sobre la cabeza y, también, quedarse en casa haciendo estas súper manualidades de otoño que nos ofrece el Blog ruso Kokokokids.

Aprovechando que los árboles cambian su armario con el frío y se dedican a deshacerse de sus hojas, recoge unas cuantas de distintos tipos en cualquier parque.

1º Coge una hoja y ponle “pintura de dedos” (al agua) por el lado donde tiene los “nervios” (que son como las venas por las que va la savia). Puedes usar un solo color o combinar dos o tres colores otoñales (de la gama de los rojos, naranjas, marrones…).

2º Pon la parte pintada sobre una cartulina o un cartón. Luego retírala con cuidado sin presionar mucho. Deja que se seque y tendrás pintado el “negativo” de la hoja en colores. Puedes hacer cuadros individuales con distintos tipos de hojas y cambiando los colores:

O también puedes convertir las hojas en árboles y pintar un paisaje alrededor. Si tienes sellos de animales puedes ponerlos junto al tronco:

Otra opción es, con distintos tipos de hojas juntos, hacer un bosque de otoño con hojas caídas (las hojas del suelo se hacen mojando la goma trasera de un lápiz en la pintura):

Con hojas secas y ceras también se pueden hacer unos diseños muy chulos. Pon la hoja con los “nervios” hacia arriba y sobre ella coloca un folio fino de papel.

Coge una cera y frota el folio con el lateral de esta presionando un poco. Ves cambiando de hoja y de cera usando el mismo folio y conseguirás un estupendo dibujo como este:

Otra manualidad que nos ofrece el Blog Kokokokids es hacer postales de otoño. Recorta folios para acuarelas (tienen que ser gorditos) y hazlos del tamaño de una postal (unos 10 x 15 cm.). Con un pincel, agua y acuarelas dibuja un fondo de cielo. Recuerda que tienes que usar colores de cielo otoñales, como morados, azules apagados y violetas. Diluye mucho el color para que se fundan entre ellos.

Luego haz una serie de sellos con patatas (en la foto aparecen hechos de madera). Para esto pide la ayuda de un adulto. Recorta una patata (o una goma de borrar) por la mitad y con mucho cuidado haz el relieve de un pájaro en vuelo y de casas. Puedes copiar estos sencillos diseños (cuando más simple el diseño mejor quedará):

Luego moja tu sello en la acuarela y estámpalo sobre el fondo de cielo (que tiene que estar ya seco). Juega con distintas ubicaciones y diseños. Al tener los dibujos en sellos podrás repetirlo tantas veces como quieras.

Ahora detrás de cada postal puedes poner una poesía de otoño (el otoño es una de las mejores estaciones para hacer rimas) y regalarlas a todos tus familiares para que descubran que “el otoño es una estación que mola un montón”.

¡Garabatoventuras!

Ni la Mona Lisa, ni el “caballero de la mano en el pecho”, ni los retratos de Velázquez o Rembrandt. Seguro que el mejor retrato que has visto nunca es el primero que te dibujó tu hijo en el que solo eras un circulo con un cuerpo de palito, tres pelos, dos puntitos como ojos y una sonrisa.

Foto de realdeal (CC)

Los retratos de los niños, a pesar de su aparente simpleza, son de los dibujos más expresivos que hay. Consiguen captar a la persona que quieren reflejar aunque no sepan copiar lo que ven con naturalidad. Ahora estos garabatos, con dos líneas como brazos y otras dos como piernas, pueden convertirse en los protagonistas de una gran aventura.

Foto de JL08 (CC)

Es el reto que te ofrece la Web “Draw a Stickman” (dibuja un muñeco de palo). Entra en ella y elige el “episodio 1”. Allí podrás ayudar a tu hijo a dibujar un hombrecito que mágicamente cobrará vida y protagonizará una increíble aventura. Pero no creas que se termina ahí tu misión. Cada cierto tiempo tu hombrecito te irá pidiendo ayuda y tendrás que dibujarle distintos objetos para poder avanzar.

La Web está en inglés pero es fácil seguir las instrucciones y la aventura. Así los niños pueden practicar este idioma. Si no sabes alguna de las palabras que piden dibujar puedes traducirla pinchando en esta otra Web.

Podrás vivir 2 aventuras diferentes. Y no olvides hacer que los niños se enteren muy bien del mensaje final, ya que es algo que les servirá durante toda su vida.

Y para terminar, un consejo del País de Siempre Jugar: en una libreta A4 ves recopilando los retratos que pinten tus hijos cada cierto tiempo (solo los retratos). Ver como evolucionan estos retratos es una forma increíble de ver como se desarrolla su habilidad para pintar y la forma en que ven el mundo.

Hasta el infinito y… ¡más allá!

El universo es un espacio asombroso donde caben millones y millones de cosas de todos los tamaños, como estrellas, canicas, arena, amigos, moscas y mariposas…

¿Sabías que…?

La medida más pequeña que existe se llama “longitud de Planck”, equivale a 0.0000000001 yoctometros y sirve solo para medir espacios teóricos de física cuántica.

La partícula más pequeña es el “neutrino” y mide solo  0.000000000000000000000001 metros, aunque su existencia todavía no ha podido ser confirmada. Las partículas, descubiertas hasta ahora, más pequeñas son el “protón” y el “neutrón” que miden 0.000000000000001 metros. Estas partículas forman todo lo que conocemos.

El animal más pequeño es el “Ácaro del polvo” y mide lo mismo que el ancho de un pelo humano. Son arácnidos y es uno de los seres más antiguos sobre la tierra.

El mamífero más pequeño es la musaraña con 10 cm. de longitud, pero en proporción  tiene el cerebro más grande de todos los mamíferos (un 10% de su cuerpo).

Un girasol puede medir dos veces más que una persona, pero no tanto como el “cangrejo gigante japonés” que mide 3 metros.

El Cometa Alley mide 11 kilómetros, solo 2 kilómetros más que el monte Everest.

La tierra de extremo a extremo tiene 12.700 kilómetros, casi nada si lo comparamos con los 1.400.000 kilómetros del Sol. Pero no hay porque sentirse pequeño, si todos los humanos nos pusiéramos uno encima del otro alcanzaríamos los 10 millones de kilómetros de altura.

Y lo más más grande, el Universo con 160.000 millones de años luz. Pero no sabemos si hay algo más allá escondido en… el infinito.

Descubre las medidas del Universo en la Web “The Scale of the Universe”. Es absolutamente asombrosa, puedes pasarte horas indagando desde lo más pequeño a lo más grande. Para entrar solo tienes que elegir el idioma (hay español) y esperar un poco a que se cargue. Luego solo tienes que ir moviendo el cursor inferior para aumentar y disminuir la distancia. Puedes pulsar sobre cada una de las cosas que aparecen para tener una explicación de ellas.

No dejes de investigar esta Web junto a tus hijos. Es súper didáctica pero sobre todo entretenidísima.

Harry Potter y alguna curiosidad sobre su padre y padrino

¿Quién es el mago más famoso? No hay ninguna duda, es nuestro amigo Harry Potter, que después del éxito de las  7 novelas escritas por J.K. Rowling y de las todavía más exitosas películas ha pasado a ser el mago más famoso relegando a un segundo plano al gran Merlín.

Harry Potter y las reliquias de la muerte (parte 1) está basada en la primera parte del último libro de esta saga. La buena noticia es que todavía queda una película más con la que disfrutar de las aventuras de Harry, Hermion y Ron. Los tres personajes que han crecido en el cine al mismo tiempo que sus personajes y que nos han acompañado, durante los últimos 10 años llenándonos de magia y aventuras.

Pero lo mejor que tienen estos estudiantes de Hogwarts es que puedes disfrutar de ellos: leyéndolos, viéndolos en el cine, jugando con los videojuegos de sus aventuras o encontrando curiosidades en internet, como la que he encontrado y que me ha parecido muy sorprendente, porque sí que he leido los 7 libros y sabía de los otros tres libros adicionales que aparecen en las historias de Harry:

  • Quidditch a través de los Tiempos (2001)
  • Animales Fantásticos y Dónde Encontrarlos (2001)
  • Los Cuentos de Beedle el Bardo (2008)

Pero desconocía de la existencia de una Precuela que escribió JK Rowling con fines benéficos en una postal que fue subasta en 2008 y de la que fueron publicadas, en el website oficial de Waterstone’s a las 6:00am (Hora de Londres) del 11 de Junio de 2008,  las dos imágenes de la hoja con la precuela, y de la que a continuación podéis leer la traducción:

“Tomado de la precuela que no estoy escribiendo, pero que fue divertida! JKR 2008″

– Lado 01 –

La motocicleta tomaba velocidad y dobló en la esquina tan rápido en la oscuridad que ambos oficiales de policía en la patrulla de persecución gritaron “¡Guau!”. El sargento Fisher aplastó su pie contra el freno, pensando que el muchacho que conducía de seguro estaría bajo sus ruedas; sin embargo, la motocicleta hizo el giro sin lanzar a ninguno de sus pasajeros, y con un guiño de su parte posterior, de luz roja, desapareció por el lado angosto de la calle.

¡Ya los tenemos! -gritó el oficial Anderson, emocionado- ¡Ese es un callejón sin salida!
Apoyándose en el timón y apretando sus neumáticos, Fisher rayó la pintura del costado del auto mientras lo forzaba a través de la angosta calle en la persecusión.
Ahí en las luces estaba sentada su presa quieta por fin luego de una carrera de un cuarto de hora. Los dos pasajeros estaban atrapados entre una alta pared de ladrillos y la patrulla de policía, que estaba ahora frente a ellos como un predador rugiente con ojos luminosos.

Había tan poco espacio entre las puertas del auto y las paredes del callejón que Fisher y Anderson tuvieron dificultades para salir del vehículo. Les hería la dignidad tener que desplazarse cuales cangrejos hacia los malandrines. Fisher arrastró su generosa barriga a lo largo de la pared, arrancando botones de su camisa en el camino y arrancando finalmente el espejo del costado del auto con su retaguardia.

– ¡Bájense de la moto! -gritó a los sonrientes jóvenes, quienes estaban sentados bañándose en la brillante luz azul, como si lo disfrutaran.
Hicieron lo que les habían pedido. Una vez libre del espejo roto del auto, Fisher los miró. Parecían ser adolescentes. El que había estado conduciendo tenía el cabello largo y negro, y su insolente buena apariencia le recordaba desagradablemente al vago guitarrista, novio de su hija. El segundo también tenía el cabello negro, aunque era corto y se paraba en todas direcciones. Usaba lentes y sonreía abiertamente. Ambos vestían camisetas que llevaban una gran ave dorada, sin duda el emblema de alguna desafiante banda de rock sin afinación.
– ¡Sin Cascos! -gritó Fisher, señalando de una desprotegida cabeza a la otra, – ¡Exceso de velocidad… y una gran cantidad!
De hecho, la velocidad registrada había sido mucho mayor de la que Fisher habría estado dispuesto a aceptar que alguna motocicleta podría alcanzar,- ¡No detenerse ante la policía!

– Lado 02 –

– Nos habríamos detenido a conversar, -dijo el chico de gafas- sólo que estábamos tratando…
– ¡No te hagas el listo! ¡Ustedes dos estan a punto de estar en problemas! -dijo Anderson con sorna- ¡Nombres!
– ¿Nombres? -repitió el conductor de cabello largo- Ehm, bueno, veamos. Están Wilberforce… Bathshebba… Elvendork…
– ¡Y lo que es mejor de ese nombre es que puede usarlo para un niño o una niña! -dijo el chico de gafas.
– ¡Oh! ¿NUESTROS nombres, quiso decir? -preguntó el primero, mientras Anderson casi escupía de la rabia- ¡Debió haberlo dicho! Este de aquí es James Potter, ¡y yo soy Sirius Black!
– Esto se va a poner seriamente negro para ustedes en un minuto, pequeñajos insolentes de…
Pero ni James ni Sirius prestaban atención. De pronto estaban alertas como sabuesos, mirando detrás de Fisher y Anderson, hacia el techo de la patrulla de policía, hacia la oscura boca del callejón. Entonces con idénticos movimientos fluídos llevaron sus manos a los bolsillos traseros.
Por espacio de un latido de corazón ambos policías imaginaron armas asomándose ante ellos, pero un momento después vieron que los motociclistas no habían sacado más que…
– ¿Baquetas de batería? -dijo Anderson, casi riendo- Par de bromistas, ustedes dos ¿no? Bien, los arrestamos bajo los cargos de…

Pero Anderson nunca terminó de nombrar los cargos. James y Sirius habían gritado algo incomprensible y varios haces de luz se movieron.
Los policías se volvieron, y luego casi cayeron hacia atrás. Tres hombres estaban volando -realmente volando- en escobas fuera del callejón, y al mismo tiempo, el auto-patrulla se levantaba en sus ruedas traseras.
A Fisher le temblaron las rodillas y cayó sentado; Anderson tropezó con las piernas de Fisher y cayó sobre él con un fuerte ¡plum! ¡bang! ¡crash! Oyeron a los hombres en las escobas estrellarse contra el auto levantado y caer, aparentemente sin sentirlo, al suelo mientras pedacitos rotos de escobas cayeron al rededor de ellos.

La motocicleta ya estaba encendida y rugiendo nuevamente. Con la boca aún abierta, Fisher logró obtener fuerzas para volver a mirar a los jóvenes.
– ¡Muchas gracias! -gritó Sirius sobre el ruido del motor- ¡Les debemos una!
– ¡Si, un gusto conocerlos! -dijo James,- ¡Y no lo olviden: ¡Elvendork! ¡Es unisex!

Hubo un golpe que hizo temblar la tierra y Fisher y Anderson se abrazaron atemorizados; su auto acababa de caer nuevamente al suelo. Ahora fue el turno de la motocicleta de rugir. Ante los incrédulos ojos de los policías, la moto se alzó a los cielos: James y Sirius se alejaron hacia el cielo, la cola de luz brillando tras ellos como un rubí desvaneciéndose.

De la Precuela en la que NO estoy trabajando… ¡pero que fue divertida! J. K. Rowling 2008

Internet seguro con KidRocket

A los niños también les gusta usar el ordenador, como a sus papis. Es bueno que se acostumbren pronto a las nuevas tecnologías y que aprendan a usar navegar en la Red, pero tenemos que llevar cuidado con los sitios que visitan. En este aspecto, KidRocket nos puede ayudar.

KidRocket es un navegador de Internet para niños. Aparte de ser de colores súper alegres, de tener personajillos entrañables, su característica más importante es que se puede configurar las páginas a las que entra el niño, para que solamente pueda acceder a webs que nosotros hemos decidido que son apropiadas. Tampoco deja acceder a páginas que redireccionen a otras páginas o que contengan links externos no aprobados.

Pero no solamente sirve para eso. KidRocket tiene cuentas de correo, un limitador de tiempo para controlar el tiempo que el peque pasa delante del ordenador, enlaces directos a juegos muy divertidos y páginas apropiadas para niños, un juego para dibujar directamente en el navegador, y mil cosas más que harán que el enano se lo pase bomba delante de la pantalla.

KidRocket es de descarga gratuita y se puede conseguir en la web oficial

Foto de Wilson17