Los juegos populares más famosos para niños

Hay muchos juegos populares a los que se ha jugado generación tras generación y que, seguramente, tus peques conozcan y jueguen en el patio del colegio. Pero también, hay otros muchos que en su día fueron muy conocidos y ya casi han caído en el olvido como, por ejemplo, el bote bote. ¿Os acordáis?Juegos populares

Antes, los niños y niñas disfrutaban jugando horas y horas sin necesidad de estar pegados a una pantalla de móvil. Disfrutaban en la calle jugando con sus amigos. Hoy en día, cuando un bebé está llorando, la primera opción es colocarle delante el móvil con algún vídeo para que se entretenga.

Continúa leyendo Los juegos populares más famosos para niños

¡Te he encontrado Papá!

En el País de Siempre Jugar nos encanta ver como niñas y niños juegan con sus padres. Por eso queremos compartir con todos vosotros un magnífico vídeo en el que podemos ver a un padre jugando al escondite con su hija de 2 años, pero desde un punto de vista muy sorprendente.

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=nCDh56IDDF8&w=560&h=315]

A Daniel Brace, un cámara inglés que vive con su familia en suecia, se le ocurrió mostrar cómo jugaba con su hija al escondite pero utilizando un plano subjetivo. Esto es, que pudiéramos ver el juego desde el punto de vista de la niña. Mediante una minicámara puesta en un gorro, podemos disfrutar del juego desde el punto de vista de los ojos de la niña y sentirnos trasladados a las impresiones de cuando éramos pequeños.

Esto nos permite recordar que los niños tienen otra perspectiva del mundo distinta a la de los adultos. Así que, muchas veces, para poder entenderlos e interactuar con ellos debemos cambiar nuestro punto de vista y ponernos a su nivel. Esta es un de las 5 sencillas recomendaciones para jugar con nuestros hijos:

1- Piensa como un niño.
2- Deja que la niña o el niño decidan qué hacer y cómo hacerlo, así ganarán en confianza.
3- Olvida las reglas, deja que fluya la imaginación.
4- Tírate al suelo, usa el punto de vista de los pequeños.
5- Haz cualquier lugar bueno para jugar.

Jugar con un niño es tremendamente sencillo, solamente tenemos que recordar que nosotros ya jugábamos mucho antes que ellos.

No hay que olvidar que para jugar, las rodillas hay que manchar.

El juego de la rayuela

distintos nombres dependiendo del lugar en el que se juegue: tejo, calderón, pita, tranco, guiso, charranca… Nuestro favorito es “infernáculo”, nombre que recibe el juego de la rayuela en Cuenca.

Hablamos de uno de los juegos más populares del mundo. Bien sobre una parcela de tierra o en los adoquines de nuestro barrio podemos dibujar el diagrama de la rayuela. Se trata de un juego muy divertido que exige habilidad, puntería y equilibrio.

Es un juego tan clásico que ya los griegos jugaban a la rayuela, después continuaron los romanos. Desde entonces el juego ha ido divulgándose por todo el mundo, surgiendo a la vez muchas variantes y adaptaciones regionales.

Una de las razones de su éxito podría ser el significado que se le ha dado a este juego durante siglos. Al parecer el trazado de la rayuela representa la aventura que todos recorremos a lo largo de nuestra vida, de ahí que la casilla final se llame “Cielo”.

Pueden jugar todos los jugadores que se quiera. Cada jugador debe tener un tejo (un trozo de madera, una piedra lisa, una caja de cerillas…). Después debes dibujar un diagrama o recorrido sobre el pavimento o la tierra. Existen distintos tipos de recorrido. Después tienes que numerar los diferentes casilleros. Una vez tengas todo esto listo, ¡comienza el juego!:

El primer jugador debe lanzar su tejo y depositarlo sobre el casillero 1.

Después, debe avanzar saltando a la pata coja de casillero en casillero hasta el final del recorrido, donde puede descansar.

Ahora debe realizar el recorrido inverso también a la pata coja y recoger su tejo (en el casillero 1) cuando este sobre el casillero 2 y salir del diagrama.

Si lo hace correctamente vuelve a tirar su tejo ahora sobre el casillero 2 y repite la operación anterior.

Si en algún momento no se deposita el tejo sobre el casillero correspondiente o se realiza alguna falta en los saltos a la pata coja, el jugador pierde su turno y deberá esperar para reiniciar su partida en el mismo punto en el que la dejó.

Gana el primer jugador que logre completar el recorrido entero.

¿Qué os parece la rayuela? ¿Os trae recuerdos de la infancia? ¿Habéis explicado este juego a vuestros peques alguna vez?