Día del Libro en Juguettos

Hoy es el Día del Libro, buen momento para recordar todo lo que les debemos a estos pequeños grandes amigos. Los libros nos hacen crecer, reír, soñar, nos sitúan en momentos históricos y lugares del mundo que no conocemos, nos abren una puerta y tras ella, descubrimos historias realmente maravillosas. Vistiendo bata y zapatillas podemos entrar en el baile de gala de un palacio o asaltar un barco pirata enemigo, descubrir al asesino sin movernos del sofá o acabar con el monstruo que da susto justo antes de apagar la luz.

libros juguettos

Hoy os proponemos 10 títulos para todos los gustos, que junto a otros muchos títulos molones están disponibles en nuestra web. Todos tienen un 10% de descuento para nuestros socios del Club Juguettos.

 

Princesas que cambiaron el Cuento (6 – 9 años)

Historias de chicas increíbles que, como tú, inventaron otra forma de ser “princesas”. Patti Smith, Karen Blixen, Malala, Michelle Obama, Kathy Switzer, Mary Quant… El libro reserva un espacio final para que cada lector o lectora cuente su propia historia.

El Club de las Zapatillas Rojas: Un, dos, tres… ¡Selfie!  (9 – 12 años)

Llega el verano y las chicas de #ElClubDeLasZapatillasRojas tienen un montón de planes…, ¡pero por separado! Ninguna de ellas tiene tiempo para reunirse con las demás. ¿Qué será del Club?

Perrock Holmes: Dos Detectives y medio (9 -12 años)

Julia y Diego por fin consiguen tener perro en casa. Se llama Perrock, Perrock Holmes, y no es un chucho cualquiera… ¡tiene el poder de leer los pensamientos de todo aquel que le rasque la barriga! Pero, ¡oh, cielos!, la primera vez que lo sacan a pasear por el parque, Perrock es secuestrado. Mmmm, aquí huele a misterio… ¿o no?

La Princesa de Negro (6 – 9 años)

libros juguettos

La princesa Magnolia tiene una doble identidad, parece una princesa como todas las demás pero ocupa gran parte de su tiempo en localizar y derrotar monstruos. ¿Logrará su misión antes de que alguien la descubra?

 

Estoy Contigo (1 – 3 años)

Una historia para corazones de todos los tamaños. Cuando tus amigos te dicen qué hacer ante un problema, quizá la ayuda más válida sea simplemente abrir mucho, mucho las orejas y escuchar.

La Verdadera Historia de Peter Pan (6 – 9 años)

Todos los niños crecen, menos uno, Peter Pan, y él es quien mejor conoce todas las historias del mundo. Este libro nos cuenta toda la verdad.

Ula y Hop Hacen un Amigo (6 – 9 años)

Ula y Hop son dos pequeños seres diminutos y adorables que viven en secreto entre nosotros. ¡Y la casa de Dani está llenita de ellos! ¿Ruidos extraños? ¿Juguetes que se mueven solos? ¡Cuidado por dónde pisas! ¡Puede haber diminutos!

La llama Llama y el pijama de la suerte (3 – 6 años)

Cuando la llama Llama lleva puesto el pijama rojo que le ha regalado mamá todo le sale bien. Todo lo que intenta, termina con éxito. Hoy es sábado por la mañana y ¡no piensa quitárselo en todo el día! ¿Qué cosas maravillosas sucederán?

Las Chicas son de Ciencias (12- 99 años)

Aunque en los libros de historia parezca que las ciencias son cosa de hombres, de eso nada: desde Agnodice, la primera médica conocida de la historia, hasta Rosalind Franklin, la química que descubrió la estructura del ADN, pasando por Vera Rubin, la astrónoma que vio lo que nadie veía, las mujeres han sido pioneras en ciencias desde el principio de los tiempos. ¡Es momento de descubrirlas!

El Monstruo de las Buenas Noches (3 – 6 años)

El pequeño Daniel está convencido de que si se va a la cama, el monstruo de su pesadilla se presentará en su habitación para comérselo. Y en efecto, el monstruo aparece, pero no es lo que parece. Un cuento ideal para leer antes de ir a dormir y fomentar valores como la independencia, la superación de los miedos infantiles y la amistad.

 

¿Os han gustado nuestras recomendaciones? En nuestra web tenéis más de 260 títulos para elegir.

¡Felices lecturas, amigos!

 

El verano es una época ideal para…

  1. Para perfeccionar las tareas que hacen a nuestros hijos más independientes como ducharse solos u organizar sus cosas. Sin las prisas de la rutina del cole es buen momento para dedicar más tiempo a tareas que luego puedan poner en práctica ellos solitos en invierno.
  2. Quitarnos la corbata o los tacones y hacer el loco con ellos. Es el momento perfecto para demostrarles que además de ser buenos padres, responsables y abnegados, podemos ser extremadamente divertidos.296H-2
  3. Ser más social y pasar más tiempo con diferentes personas. Fomenta que tus hijos hagan nuevos amigos con quienes luego puedan mantener contacto en invierno.
  4. Es una época ideal para aburrirse. Tras unos meses llenos de actividades extraescolares, deberes y exámenes, la mente de los peques agradecerá ciertos momentos de relax total.
  5. Dormir mucho. No hay mejor época para recuperar algo tan sano y reparador como es la siesta o esas 10 horas de sueño sin que les interrumpa el despertador.
  6. Hacer deberes divertidos, colorear, leer, investigar, bailar, aprender juegos de cartas y mil actividades más que mantengan activo el cerebro de los peques sin la exigencia férrea del curso escolar.
  7. Practicar ejercicio al aire libre. Si evitamos las horas de pleno sol y máximo calor, la vitamina D que generen será una estupenda reserva de vitalidad.
  8. Leer, leer y leer. Si ya no tienen deberes diarios ¿qué se lo impide? 🙂 Fomentemos que lean en la pisci, en el coche, en el campo, en la siesta… Que lleven un libro siempre bajo el brazo, como pasean los buenos amigos.
  9. Ir de acampada, hacer picnics en el parque de al lado de casa, volar cometas, jugar con globos de agua, jugar al escondite de noche, comer en casa de amigos…¡La diversión en verano no tiene límites!

Día Internacional del Libro Infantil

Desde 1967, el día 2 de abril, coincidiendo con la fecha de nacimiento del escritor danés Hans Christian Andersen, el IBBY  (International Board on Books for Young People) promueve la celebración del Día Internacional del Libro Infantil, con el fin de incentivar la lectura entre los más jóvenes.

Desde Juguettos os animamos a vivir mil y una aventuras, esas que se encuentran escondidas entre las páginas, navegan entre renglones y corretean entre dibus e ilustraciones…

¡Animemos a los peques a leer!…. Porque no hay mejor adulto que aquel niño que aprendió a vivir y a soñar navegando por las páginas de un libro… 🙂
¡Feliz lectura, amigos!

DIALIBROINFANTIL

¡De la “A” a la “Z”!

En la aventura de aprender el mundo en la que están enfrascados nuestras pequeñas y pequeños expedicionarios, uno de los acontecimientos más interesantes e importantes es el de aprender las letras. Y es que las letras mejoran nuestra comunicación con el mundo, ayudan a registrar nuestras ideas y son la llave mágica que nos abre el mundo infinito de los libros.

Foto de Leo Reynolds (CC)

¿Cómo podemos ayudarles a que descubran las letras de una forma divertida y enriquecedora?

Desde el País de Siempre Jugar os queremos sugerir una serie de ideas para que niñas y niños descubran que las letras son juguetes con los que los que jugar a dos de los juegos con más posibilidades que hay: leer y escribir.

Para decorar un cuarto de bebé, y que los más pequeños se vayan familiarizando con las letras, busca un cartón que sea resistente y dibuja el abecedario con letras gordas de distinta forma y tamaño. Recórtalas y con cola usa papeles de distintos colores y estampación para forrarlas. Puedes poner el abecedario directamente pegado en la pared o hacer un cuadro con una tela de pelo y luego colocar las letras dentro, con una cinta de velcro colocada por la parte de atrás, así se podrán coger las letras para interactuar con ellas.

Diseño tipográfico para un cuarto de niño de Scrapstudio

Un poco más complicado, pero igual de divertido, es hacer las letras con telas y relleno. A los niños les encantará jugar con ellas.

Descubre como hacer letras de tela en Jandjhome

Cuando los niños vayan creciendo tenemos que hacer que identifiquen las letras con los sonidos y con la formación de palabras. Aprovechando las letras que hemos hecho antes, podemos hacer que los niños dibujen cosas que empiecen por cada letra del abecedario. Por ejemplo una manzana para la “m”, una tortuga para la “t”, etc… Si todavía no dibujan muy bien, otra opción es recortar imágenes de revistas que se correspondan con la letra (podéis mirar cuantas imágenes encontráis para cada letra). También se puede organizar un “safari fotográfico tipográfico”: dales una cámara para que busquen objetos, animales, juguetes… tienen que encontrar y fotografiar una cosa para cada letra del abecedario (si hay varios niños organiza una gymkhana y jugar a ver quién consigue “fotocazar” antes todas las letras). Por último coloca los dibujos, imágenes o fotos junto a sus letras.

Letras que están para comérselas descubiertas aquí.

Sí sigue habiendo un juego clave para aprender las letras es y seguirá siendo el “veo veo”. También es divertido encadenar palabras (tener que pensar una palabra con la letra o sílaba que termina la anterior). Son juegos ideales para jugar en el coche.

Tipografía por Letrerías (CC)

Una vez que niñas y niños ya saben leer y escribir no terminan las posibilidades de jugar con las letras. Ayúdales a inventar su propio abecedario con letras de su propio diseño o creando estas a partir de objetos. Así tendrán una tipografía propia y exclusiva para sus cartas y diseños.

Aprende  jugando de la “a”  la “zeta” y pásatelo majareta.

¡He visto una COSA!

Qué ocurre con las cosas que no sabemos para qué sirven, con los objetos únicos y sorprendentes, con los chismes perdidos, los bichicuandos, los cosos, los trastos, los chirimbolos y cachivaches que no parecen pertenecer a ningún lugar.

Todos los padres y madres sabemos que uno de los lugares a donde van a parar estos objetos “especiales” es a los bolsillos de nuestras hijas e hijos. Estos tienen un especial don para encontrar este tipo de utensilios sin sentido porque saben ver el lado sorprendente de los objetos únicos.

Esta es la historia que nos cuenta uno de los libros ilustrados más insólitos que se han hecho para niños y adultos: LA COSA PERDIDA, de uno de los mejores ilustradores contemporáneos Shaun Tan.

LA COSA PERDIDA nos cuenta la historia de un chico que descubre una criatura de aspecto extraño mientras recoge tapones de botellas en la playa. Le parece que está perdida e intenta descubrir a quién pertenece, pero el problema es recibido con indiferencia por el resto de la gente, que apenas advierten su presencia. Nadie se muestra dispuesto a ayudar, cada uno a su manera: extraños, amigos, familiares… todos rehusan prestar atención a esa interrupción inesperada de sus respectivas rutinas. A pesar de la simpatía que le despierta, el chico lamenta la desventura de la criatura y hace lo posible por encontrar el lugar al que pertenece.

En este libro multipremiado encontraremos imágenes muy sugerentes donde nuestros hijos podrán encontrar cada vez que las miren un nuevo detalle en el que no habían reparado antes, además la historia es muy abierta e induce a pensar y que las pequeñas mentes espoleen su imaginación. Está publicado por Bárbara Fiore.

Shaun Tan es un escritor e ilustrado australiano que realiza libros que pueden disfrutar todas las edades. Los más conocidos son “El árbol rojo”, “Inmigrantes” o “Cuentos de la periferia”. Podemos descubrir cosas sobre él en su Web y en español aquí.

LA COSA PERDIDA se convirtió hace dos años en un corto de animación que se hizo con el Oscar el año 2011. Podéis verlo aquí o a continuación. A partir de ahora no olvidéis ver las cosas que descubren nuestros hijos de una forma distinta.

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=vaSDARNvqKA&w=560&h=315]

¡Nuestro Top Ten de agosto!

Ya estamos totalmente inmersos en el verano, por fin tiempo libre para dar y regalar. Pero cuando tenemos tanto tiempo muchas veces no sabemos que hacer con él. Por eso desde el País de Siempre Jugar te ofrecemos 10 ideas perfectas para hacer durante este mes:

Foto de etringita (CC)

1- Es tiempo de piscina. Aprovecha para enseñar a los más pequeños a nadar. No es tan difícil, hay un montón de tutoriales en Internet, solo tienes que poner en un buscador “como enseñar a los niños a nadar”, incluso hay vídeos en Youtube que te enseñan. No olvides que lo más importante es que los menores de 12 años estén siempre vigilados cuando están en la piscina. Y si tus hijas e hijos ya saben nadar pueden enseñarles otro montón de actividades: a rescatar objetos buceando, a “marcopolo”, a lanzarse de cabeza (siempre que haya la suficiente profundidad), carreras de barcos con jabón, etc. Descubre el montón de juguetes que hay para piscina. Pero ¡ojo! hay que tener mucho cuidado con los inflables en la piscina, es mucho mejor dejarlos para la playa.

2- El verano es el momento perfecto para todas las actividades al aire libre. Jugar al balón, la bici, las cometas, escondite, pilla-pilla, rescate, jugar a las banderas (es como el rescate, pero gana el equipo que consigue atrapar la bandera del equipo contrario sin que le pillen), y millones más que seguro se os irán ocurriendo a medida que juguéis al aire libre, porque jugar fuera oxigena las neuronas.

3- Organízale a tus hijos una gincana. Haz un recorrido con flechas que deben ir encontrando (se pueden hacer recogiendo palos de madera), también pueden ir encontrando figuras de colores que den cada una distintos puntos (círculos rojos de 10 puntos en los sitios más escondidos y triángulos amarillos de 5 puntos, más fáciles de encontrar), que tengan que pasar pruebas (encontrar una canica en una caja con harina, comer una manzana colgada de una cuerda sin usar las manos, hacer un recorrido con un huevo sobre una cuchara, tirarse un globo de agua desde 5 metros sin que explote), etc. Pon un premio simbólico al que consiga hacer todo el recorrido antes y otro para el que consiga más puntos (puede ser elegir la peli para ir juntos toda la familia al cine o una pequeña bolsa de chucherías).

Foto de palm Z (CC)

4- Haz figuras en la arena de la playa. Pero no solo castillos, también se pueden hacer dragones, coches, animales… ayudarás a tus hijos si les imprimes plantillas con dibujos de lo que pueden hacer para que las sigan en la playa. Recuerda que la arena húmeda es la mejor para construir, un spray con agua puede ser una gran ayuda. Decora luego tus creaciones con conchas, palitos, piedras, etc.

5- Engánchate a un libro. El verano es el momento en que niñas y niños descubren el placer de leer. Busca un libro junto a ellos que les llame la atención por lo que sea. Que lo elijan ellos para que no parezcan deberes, solamente fíjate que esté recomendado para su edad. Puedes elegirlo en una librería o en una biblioteca. Los comics tampoco son una mala opción. Lo importante es que descubran que leer es entretenido y que favorece a su imaginación.

6- Aprovecha el tiempo libre para hacer actividades con toda la familia. Padres, hijos y abuelos pueden hacer un montón de planes juntos. Cada uno puede aportar distintas ocurrencias que nos harán descubrir nuevas actividades.

Foto de Landahlauts (CC)

7- Ir a un museo. A los niños les gusta descubrir cosas nuevas, por tanto les gustan los museos. Lo que no están preparados es para visitas largas ni explicaciones complejas. Planifica la visita para ver solamente unas cuantas obras escogidas y elige las explicaciones más divertidas. Encontrarás actividades para hacer con los niños en casi todas las Webs de los museos, que también suelen tener guías para niños con actividades en la tienda.

8- Es el mes perfecto para los campamentos. Muchas veces los mayores todavía están trabajando y es un buen momento para apuntar a los niños a un campamento. Ya sea de varios días o de una parte del día. En estos aprenderán un montón de cosas, harán amigos y se volverán más independientes. Recuerda que a casi ningún niño le gusta el campamento la primera semana pero luego nunca se quieren volver a casa.

9- Visita un cine de verano. Es una gran experiencia ir a un cine al aire libre. Puedes volver a ver las pelis que más te gustaron durante el año o las que se te escaparon y quitaron antes de que pudieras ver. Además se puede llevar la cena y, si la película es del espacio, el tener las estrellas sobre tu cabeza hará que te parezca que la pantalla es infinita.

Foto de Freyja* (CC)

10- Sobre todas las cosas, es verano, hay que JUGAR, JUGAR y JUGAR. Aprovecha, lo que se aprende durante las vacaciones mientras juegas es igual de importante que lo que se aprende en el colegio. No olvides que jugar es aprender a ser un adulto feliz.

Un invento genial

Aladdín y Jasmine querían salir a cenar y le pidieron al Genio que hiciera de canguro de su hijo. El Genio aceptó encantado, pero nada más salir los padres por la puerta el bebé empezó a llorar. Lloraba y lloraba y era totalmente imposible acabar con su llanto. El Genio lo intentó de todas las maneras, se transformó en hombre orquesta, se transformó en todos los animales de la sabana, cambió de color, probó a hacerse grande grande y a hacerse pequeñito pequeñito, pero el bebé siguió llorando.

Antes de volver a su tamaño, el Genio se quedó descansando sentado en una de las barras de la cuna. Pero, en un descuido, el bebé le agarró por las piernas y se puso a moverlo de un lado a otro encantado del sonido que hacían los cascabeles del traje del Genio. Así estuvo un buen rato. El Genio acabó un poco mareado pero el pequeño dejó de llorar y terminó durmiéndose. Y así fue como en el lejano oriente se inventó el sonajero.

Minicuento publicado por juguettos en su catálogo de navidad 2011.

La favorita

La princesa abrazaba a su muñeca preferida, pero por más vueltas y vueltas que daba, no podía dormir. Probó a poner otro colchón en la cama, para ver si así estaba más cómoda, pero no había manera. Puso un colchón más encima, y otro y otro, pero por más colchones que ponía seguía siendo incapaz de conciliar el sueño. Algo incomodaba a la princesa. Una de las damas de la corte decidió mirar entre los colchones, a ver si podía encontrar algo que la molestase, y bajo uno de ellos descubrió una canica verd y brillante como un guisante.

– ¡Ahí estaba! – gritó la princesa – no podía dormir de lo preocupada que me sentía de no encontrar mi canica favorita.

Y con la muñeca en una mano y la canica bien guardada en la otra, la princesa por fin pudo descansar.

Minicuento publicado por juguettos en su catálogo de navidad 2011.

La orden del Rey

 

El viejo rey ordenó a la bruja que hiciera algo para que su voz volviera a retumbar por los muros de palacio, para que sus súbditos le volvieran a mirar con cariño y las mujeres le tuvieran entre sus brazos una vez más. La bruja le miró y en un, dos, tres… le volvió bebé.

 

 

Minicuento publicado por juguettos en su catálogo de navidad 2011