¡Nuestro Top Ten de agosto!

Ya estamos totalmente inmersos en el verano, por fin tiempo libre para dar y regalar. Pero cuando tenemos tanto tiempo muchas veces no sabemos que hacer con él. Por eso desde el País de Siempre Jugar te ofrecemos 10 ideas perfectas para hacer durante este mes:

Foto de etringita (CC)

1- Es tiempo de piscina. Aprovecha para enseñar a los más pequeños a nadar. No es tan difícil, hay un montón de tutoriales en Internet, solo tienes que poner en un buscador “como enseñar a los niños a nadar”, incluso hay vídeos en Youtube que te enseñan. No olvides que lo más importante es que los menores de 12 años estén siempre vigilados cuando están en la piscina. Y si tus hijas e hijos ya saben nadar pueden enseñarles otro montón de actividades: a rescatar objetos buceando, a “marcopolo”, a lanzarse de cabeza (siempre que haya la suficiente profundidad), carreras de barcos con jabón, etc. Descubre el montón de juguetes que hay para piscina. Pero ¡ojo! hay que tener mucho cuidado con los inflables en la piscina, es mucho mejor dejarlos para la playa.

2- El verano es el momento perfecto para todas las actividades al aire libre. Jugar al balón, la bici, las cometas, escondite, pilla-pilla, rescate, jugar a las banderas (es como el rescate, pero gana el equipo que consigue atrapar la bandera del equipo contrario sin que le pillen), y millones más que seguro se os irán ocurriendo a medida que juguéis al aire libre, porque jugar fuera oxigena las neuronas.

3- Organízale a tus hijos una gincana. Haz un recorrido con flechas que deben ir encontrando (se pueden hacer recogiendo palos de madera), también pueden ir encontrando figuras de colores que den cada una distintos puntos (círculos rojos de 10 puntos en los sitios más escondidos y triángulos amarillos de 5 puntos, más fáciles de encontrar), que tengan que pasar pruebas (encontrar una canica en una caja con harina, comer una manzana colgada de una cuerda sin usar las manos, hacer un recorrido con un huevo sobre una cuchara, tirarse un globo de agua desde 5 metros sin que explote), etc. Pon un premio simbólico al que consiga hacer todo el recorrido antes y otro para el que consiga más puntos (puede ser elegir la peli para ir juntos toda la familia al cine o una pequeña bolsa de chucherías).

Foto de palm Z (CC)

4- Haz figuras en la arena de la playa. Pero no solo castillos, también se pueden hacer dragones, coches, animales… ayudarás a tus hijos si les imprimes plantillas con dibujos de lo que pueden hacer para que las sigan en la playa. Recuerda que la arena húmeda es la mejor para construir, un spray con agua puede ser una gran ayuda. Decora luego tus creaciones con conchas, palitos, piedras, etc.

5- Engánchate a un libro. El verano es el momento en que niñas y niños descubren el placer de leer. Busca un libro junto a ellos que les llame la atención por lo que sea. Que lo elijan ellos para que no parezcan deberes, solamente fíjate que esté recomendado para su edad. Puedes elegirlo en una librería o en una biblioteca. Los comics tampoco son una mala opción. Lo importante es que descubran que leer es entretenido y que favorece a su imaginación.

6- Aprovecha el tiempo libre para hacer actividades con toda la familia. Padres, hijos y abuelos pueden hacer un montón de planes juntos. Cada uno puede aportar distintas ocurrencias que nos harán descubrir nuevas actividades.

Foto de Landahlauts (CC)

7- Ir a un museo. A los niños les gusta descubrir cosas nuevas, por tanto les gustan los museos. Lo que no están preparados es para visitas largas ni explicaciones complejas. Planifica la visita para ver solamente unas cuantas obras escogidas y elige las explicaciones más divertidas. Encontrarás actividades para hacer con los niños en casi todas las Webs de los museos, que también suelen tener guías para niños con actividades en la tienda.

8- Es el mes perfecto para los campamentos. Muchas veces los mayores todavía están trabajando y es un buen momento para apuntar a los niños a un campamento. Ya sea de varios días o de una parte del día. En estos aprenderán un montón de cosas, harán amigos y se volverán más independientes. Recuerda que a casi ningún niño le gusta el campamento la primera semana pero luego nunca se quieren volver a casa.

9- Visita un cine de verano. Es una gran experiencia ir a un cine al aire libre. Puedes volver a ver las pelis que más te gustaron durante el año o las que se te escaparon y quitaron antes de que pudieras ver. Además se puede llevar la cena y, si la película es del espacio, el tener las estrellas sobre tu cabeza hará que te parezca que la pantalla es infinita.

Foto de Freyja* (CC)

10- Sobre todas las cosas, es verano, hay que JUGAR, JUGAR y JUGAR. Aprovecha, lo que se aprende durante las vacaciones mientras juegas es igual de importante que lo que se aprende en el colegio. No olvides que jugar es aprender a ser un adulto feliz.

La importancia del deporte durante la infancia

Es importante y necesario que los más pequeños practiquen deportes ya que esto les va a ayudar a estar sanos y en forma ahora y en el futuro, pero no son solo las cualidades físicas las que potencia el deporte.

Para los niños el deporte es un juego más, y como muchos juegos se rige por unas reglas y se interactúa con otras personas. De esta forma los niños al practicar deportes son más felices, aprenden a respetar las reglas y aprenden de forma implícita valores como la solidaridad y el compañerismo. También les ayuda a ser más sociables y a tener una fuerte autoestima.

Es importante que los niños elijan un deporte que les guste y que les motive, ya que si la práctica del mismo es forzada se pierden muchos de los beneficios que este podría aportar.

Algunos de los deportes favoritos de los niños son el futbol, baloncesto, gimnasia, ciclismo, natación y tenis. Es recomendable elegir deportes en grupo ya que estos son más enriquecedores para el desarrollo del niño.

¿Vuestros hijos practican deportes?