8 recetas de otoño fáciles y divertidas

Aunque pensarais que el otoño no iba a llegar nunca por las altas temperaturas que ha habido este último mes, ¡ya está aquí! Y con él, los alimentos de temporada. En Juguettos nos encanta esta estación. ¿Os acordáis de nuestro post de planes de otoño con niños? Pues hoy hemos cambiado las manualidades por la cocina, para ofreceros así, divertidas y fáciles recetas de otoño.

recetas_de_otoño

¿Sabéis cuáles son los alimentos en esta época del año? Acelgas, berenjenas, boniatos, calabazas, coles, espinacas y setas son algunas de las verduras que os permitirán hacer multitud de recetas de otoño riquísimas.

Continúa leyendo 8 recetas de otoño fáciles y divertidas

Mamá, papá, ¿jugamos?

Mamá, mamá, ¿juegas conmigo? Papá, ¿me coges? Mira, mira, mamá, ven… Papá, papá, ¿jugamos?

Cómo conjugar todas estas peticiones cuando dan las 7 de la tarde y hay que preparar la reunión del día siguiente, hacer la cena, bañarles… Los beneficios del juego entre padres e hijos son indiscutibles:

Estimula nuestra creatividad y la suya.

Favorece nuestros vínculos físicos y emocionales.

Fomenta la confianza y la comunicación…

Pero a veces es complicado compaginar su vitalidad con nuestro agotamiento y desgaste diario. Hoy en Juguettos os proponemos algunas ideas para favorecer el juego entre padres e hijos y convertirlo en un momento de disfrute y diversión para todos.

 

Captura de pantalla 2016-02-10 a la(s) 11.53.20

 

Haz cualquier lugar bueno para jugar : ¿Por qué no jugar sobre la encimera mientras papá cocina? ¿O en la bañera mientras mamá les baña? ¿Y si hoy ponen la mesa los Clicks? ¿O Barbie? Cualquier lugar es idóneo para jugar, hasta las actividades cotidianas se pueden convertir en fuente de inspiración para crear divertidos juegos. ¿Quién dice que el pasillo no es un magnífico lugar para celebrar carreras?

Panifica pequeños juegos: Abandonemos durante quince minutos ¿qué son quince minutos? nuestro yo adulto para pensar como lo haría nuestro hijo, tirémonos al suelo, olvidemos las reglas. Cinco minutos después podremos alternar con algo de trabajo o actividad doméstica, mientras ellos planifican el siguiente juego. De quince en quince minutos, habrá tiempo para todo.

Baila con ellos: Porque el baile es un magnífico juego. Escoged juntos una canción que os guste y saltad, cantad, desestresaos 🙂 Para ellos será un excelente ejercicio físico y para nosotros un divertido modo de eliminar tensión.

Teatro casero: Sugiéreles que ideen una obra de teatro mientras tú terminas tus compromisos laborales o domésticos; que se disfracen, que hagan el decorado y piensen el argumento.  Escenificarla delante de sus padres será el mejor premio para ellos.

Juegos itinerantes: Si tienes que ir de un sitio a otro, en el coche, en el metro, elige juegos que no necesiten escenario ni tablero. “Caliente o frío”, “Palabras encadenadas”, “Tú tarareas y yo adivino”, “Veo, veo”… ¿Se os ocurre alguno más?…

Sea cuál sea el juego, dure lo que dure, para los peques no hay mejor forma de crecer que imaginando, charlando y jugando con su madre y/o con su padre. Juntos o por separado ¡Son tantas cosas buenas las que se pueden hacer!

 

 

 

 

¡Te he encontrado Papá!

En el País de Siempre Jugar nos encanta ver como niñas y niños juegan con sus padres. Por eso queremos compartir con todos vosotros un magnífico vídeo en el que podemos ver a un padre jugando al escondite con su hija de 2 años, pero desde un punto de vista muy sorprendente.

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=nCDh56IDDF8&w=560&h=315]

A Daniel Brace, un cámara inglés que vive con su familia en suecia, se le ocurrió mostrar cómo jugaba con su hija al escondite pero utilizando un plano subjetivo. Esto es, que pudiéramos ver el juego desde el punto de vista de la niña. Mediante una minicámara puesta en un gorro, podemos disfrutar del juego desde el punto de vista de los ojos de la niña y sentirnos trasladados a las impresiones de cuando éramos pequeños.

Esto nos permite recordar que los niños tienen otra perspectiva del mundo distinta a la de los adultos. Así que, muchas veces, para poder entenderlos e interactuar con ellos debemos cambiar nuestro punto de vista y ponernos a su nivel. Esta es un de las 5 sencillas recomendaciones para jugar con nuestros hijos:

1- Piensa como un niño.
2- Deja que la niña o el niño decidan qué hacer y cómo hacerlo, así ganarán en confianza.
3- Olvida las reglas, deja que fluya la imaginación.
4- Tírate al suelo, usa el punto de vista de los pequeños.
5- Haz cualquier lugar bueno para jugar.

Jugar con un niño es tremendamente sencillo, solamente tenemos que recordar que nosotros ya jugábamos mucho antes que ellos.

No hay que olvidar que para jugar, las rodillas hay que manchar.

La importancia del deporte durante la infancia

Es importante y necesario que los más pequeños practiquen deportes ya que esto les va a ayudar a estar sanos y en forma ahora y en el futuro, pero no son solo las cualidades físicas las que potencia el deporte.

Para los niños el deporte es un juego más, y como muchos juegos se rige por unas reglas y se interactúa con otras personas. De esta forma los niños al practicar deportes son más felices, aprenden a respetar las reglas y aprenden de forma implícita valores como la solidaridad y el compañerismo. También les ayuda a ser más sociables y a tener una fuerte autoestima.

Es importante que los niños elijan un deporte que les guste y que les motive, ya que si la práctica del mismo es forzada se pierden muchos de los beneficios que este podría aportar.

Algunos de los deportes favoritos de los niños son el futbol, baloncesto, gimnasia, ciclismo, natación y tenis. Es recomendable elegir deportes en grupo ya que estos son más enriquecedores para el desarrollo del niño.

¿Vuestros hijos practican deportes?

El bolígrafo solidario, un juguete para cada niño

un juguete, una ilusión quiere llevar un juguete a cada niño con la colaboración de todos.

¿Cómo podemos participar? Es tan sencillo como comprar un bolígrafo. Pero no un bolígrafo cualquiera, sino el Bolígrafo Solidario de la campaña” Un juguete, una ilusión”. El Bolígrafo que veis al lado de este texto y que podréis encontrar en los establecimientos colaboradores, al precio de 5 euros, entre los días 8 de Noviembre de 2010 y 10 de Enero de 2011.

¿Por qué, un juguete? Porque es fundamental que los niños jueguen, y crezcan aprendiendo a través del juego y de un desarrollo ordenado. Promoviendo las etapas del crecimiento del niño:  primero ser niños, jugar, desarrollarse a través del juego y crecer.

Por cada bolígrafo que compréis, le llegara un juguete a un niño. Así se resume la filosofía de “Un juguete, una ilusión”. Con el dinero recaudado fabrican los juguetes que luego envían a países en vías de desarrollo, para ser repartidos por cooperantes y organizaciones no gubernamentales destinadas a la atención de la infancia entre los niños y los centros con menos recursos. De este modo, los niños no solo reciben un juguete para cada uno, sino que pueden participar del juego en común en las ludotecas equipadas especialmente para fomentar el juego compartido. ¡Fíjate bien en el “Bolígrafo Solidario”!

Y…. cómpralo para ti o para hacer un regalo solidario, ¡Por cada bolígrafo que compres, llevaras una sonrisa a un niño! Sergio Ramos o a Andrés Iniesta ya participan.

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=zVPTf2SJB3I&w=480&h=385]

Elige los juguetes según la edad

A mediada que los niños van creciendo, van desarrollando sus habilidades y cambian sus necesidades y forma de disfrutar. Del mismo modo el juego ha de ir evolucionando y adaptándose a las necesidades de cada niño.

Puede haber un niño que prefiera jugar con un juguete de una edad superior y otros que no lo quieran o prefieran otro para niños de menor edad porque les llame más la atención.Cada niña y niño tiene  su propio proceso de desarrollo y su propio ritmo.

Los papás deberán tener en cuenta varias cosas:

– Las edades indicadas en los juguetes son sólo orientativas.

– Cada niño es distinto y hemos de de respetar esa diversidad.

– No hay que confundir la edad recomendada de uso con las advertencia de edad por contener piezas pequeñas o peligrosas.