Guía de juegos y juguetes

(El instituto tecnológico del juguete, organismo sin ánimo de lucro) recomendando juguetes que previamente han testado.

AIJU nos explica que el motivo de realizar esta guía durante 20 años, es ofrecer  a los usuarios información de forma gratuita y fiable para que puedan elegir juguetes que previamente han sido testados y verificados, no sólo a nivel de seguridad sino también por sus valores psicopedagógicos.

¿Cómo se confecciona esta guía? Nos comentan en su guía que realizan 5 grandes pasos que resumen el largo proceso de observación, análisis y valoración que coordinan.

  1. Observación del juego con juguetes: a través de la colaboración de 12 ludotecas, 10 escuelas infantiles de toda España, 66 expertos en juego y educación y la participación directa de cerca de 100 familias con sus opiniones y apreciaciones.
  2. Análisis psicopedagógico y de utilización: se ha estudiado de cada juguete: el valor lúdico, versatilidad, calidad de instrucciones, potencial de aprendizaje, duración o resistencia, atractivo infantil, edad recomendada, manejabilidad y relación con los contenidos escolares.
  3. Estudio de adecuación a discapacidades: ONCE Y CEAPAT han colaborado en el estudio de cada uno de los juguetes recomendados para valorar su adecuación a niños con discapacidad visual, auditiva y motora.
  4. Valoración y selección final: Se realizan varias sesiones de valoración final de juguetes con un equipo multidisciplinar de expertos. En esta edición han participado 42 grupos de empresas y fabricantes que han aportado, para su estudio un total de 202 juguetes de los que han seleccionado 186 que aparecen en la guía.
  5. Distribución guía: En su distribución colaboran colegios, ludotecas, pediatras, ayuntamientos, entidades de consumo, escuelas infantiles, revistas especializadas y otras entidades de interés lúdico y cultural.

Además Aiju ha creado el distintivo “recomendado en la guía Aiju” que informa sobre la recomendación de este producto en una determinada edición de la guía, y que las empresas pueden utilizarlo para comunicar que ese juguete ha pasado los test de seguridad y “jugabilidad” practicados por AIJU y por lo tanto ellos acuñan como recomendado en la guía AIJU de ese año.

Te invitamos a ver la guía de juegos y juguetes, y a buscar el distintivo de juguete recomendado.

Seguridad en juegos y juguetes

 

calidad y seguridad de un juguete sean revisadas por los padres. Para ello os vamos a dar algunos consejos.

La seguridad de un juguete se basa en cómo está concebido su uso final, pero también debe ser seguro para usos menos previsibles, ya que los niños, sobre todo si son muy pequeños, pueden hacer un uso incorrecto del juguete.

El primer punto que debéis comprobar es que en el envase del juguete, o sobre el juguete, figura la marca CE. Esta marca certifica que el juguete cumple la normativa de seguridad vigente. Asimismo, hay que prestar atención a todas las indicaciones de los envases, tal y como explicamos en el anterior post.

Recordamos y ampliamos algunos consejos:

  • Informarse sobre la edad que se recomienda en el envase.
  • Tener especial atención con los juguetes con piezas pequeñas, ya que no son aptos para niños menores de 3 años e implican riesgos de atragantamiento.
  • Revisar si el juguete tiene aristas o puntas muy pronunciadas.
  • Retirar todos los cierres y plásticos antes de darle el juguete al niño.
  • Mantener el buen estado del juguete, siguiendo las indicaciones que figuran en las instrucciones y/o en el envase, así como revisar periódicamente y en su caso sustituir las pilas cuando el juguete las necesite.
  • No mezclar elementos ajenos al juguete con el propio juguete y su mecanismo.
  • Leer atentamente las instrucciones de montaje y uso del juguete es muy importante cuando debemos montar columpios, toboganes…
  • Juguetes de exterior como casitas, donde la zona de juego se sitúa en el interior, deben tener sistemas de salida muy fáciles y sencillos.
  • Los juguetes que permitan movilidad a los niños, como las bicicletas, deberán llevar un sistema de freno adaptado al tipo de juguete y sencillo para el niño.
  • Supervisar el juego de los niños cuando jueguen con experimentos químicos y electrónicos, manualidades con cerámica…
  • Los juguetes eléctricos no deberán funcionar con una electricidad superior a 24 voltios.
  • En juguetes náuticos, tenemos que asegurarnos de que los niños juegan en una zona donde pueden permanecer de pie y a la vista de un adulto.

¿Qué significan los símbolos de los envases?

Cuando tenemos el envase de un juguete en las manos debemos ser muy cuidadosos revisando toda la información que este envase contiene.

Es normal que en primer lugar busquemos la información relacionada con el producto: sus funciones, principales características, el contenido… Pero realizar una compra responsable implica que también debemos tener en cuenta otro tipo de información más técnica que suele pasar desapercibida pero que nos ayudará a elegir el juguete adecuado.

Veamos qué símbolos y advertencias debéis revisar:

1. No se pueden vender juguetes sin este símbolo en el envase. Garantiza que el fabricante cumple con los requisitos de seguridad de la normativa vigente.

2. Significa que el juguete no está concebido ni diseñado para ser usado por niños menores de 3 años. Unido a este símbolo verás una explicación, normalmente referida a las piezas pequeñas que pueden ser ingeridas por el niño.

3. Este símbolo indica que el envase está adherido a un sistema de gestión que tiene por objetivo recuperar los envases para su posterior reciclaje.

4. Indica que el envase es de material reciclado o reciclable.

5. Estos triángulos identifican el material que compone el envase para facilitar su posterior reciclaje.

6. Indica que las pilas y acumuladores usados con el juguete deben ser recogidos de manera selectiva, así el usuario queda informado para que no tire las pilas conjuntamente con la basura.

Además de estos símbolos también tenéis que encontrar información sobre el fabricante o importador: nombre comercial y dirección postal para poder realizar cualquier consulta o reclamación. Por último, algunos envases muestran textos en letra pequeña precedidos de “¡ADVERTENCIA!”, con los que se informa al consumidor sobre el uso correcto del juguete, o también se puede aconsejar la supervisión adulta, las condiciones de mantenimiento del producto…

Os animamos a leer todas estas indicaciones, os llevará pocos minutos y podréis aseguraros de que elegís el juguete adecuado.