Viajes divertidos con niños

Viajar con niños siempre puede ser algo difícil: Nuestros peques se aburren, quieren jugar, están cansados de estar metidos en el coche, tren, avión o medio de transporte correspondiente y nosotros debemos acudir a salvarlos. Aquí van unos consejos útiles para que todos disfrutemos de los viajes con niños.

Consejos para viajar con niños

Viajes divertidos con niños. Viajar con niños

En los viajes con niños podemos llevar juguetes pequeños para que el peque se entretenga durante el tiempo que está en el medio de transporte elegido. Lo mejor es que no sean juguetes ruidosos para no molestar al resto de viajeros y que no tengan muchas piezas, porque corremos el riesgo de perder alguna, no sólo si el viaje con niños es en un medio de transporte público, el propio coche tiene espacios desconocidos para los humanos donde se encuentran las monedas y piezas perdidas que perdemos 🙂

Las figuras de acción son una buena elección para los viajes con niños sobre todo si vamos con más de un niño, porque se pueden entretener jugando entre ellos. También son ideales para viajar con niños las nuevas consolas portátiles como la Nintendo DS, preferiblemente con más de un juego para que los peques puedan cambiar de uno a otro si se aburren.

Otra buena opción al viajar con niños es llevar libros para colorear. En algunos trenes y aviones regalan ceras o lápices de colores a los pequeños, pero si no sabemos si tendrán, podemos llevar un estuche pequeño con unos cuantos colores para que nuestro niño se entretenga y no se le haga demasiado pesado el viaje.

Si tenemos uno, un DVD portátil puede ser el mejor compañero en un viaje con niños. Podemos llevar DVDs con las series y las pelis preferidas de los peques, y con eso y unos auriculares (para no molestar al resto de viajeros), seguro que el niño se lo pasa pipa durante unas horas. Si no tenemos un DVD portátil, un ordenador portátil puede ser una buena solución, pero tenemos que tener en cuenta que la batería suele durar menos que la de los DVDs portátiles, así que tendremos que llevar otra opción (o una batería de repuesto) para que el peque no se desespere.

El viaje con niños de vuelta suele ser menos duro, porque los niños ya van cansados de estar fuera de casa durante un tiempo y es muy probable que se queden dormidos. De todas maneras, no viene mal ir algo preparado por lo que pueda pasar…

¿Cómo preparáis vosotros el viaje con niños?

Foto de Dharbigt Mærsk

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*